fbpx

En 2020, la demanda de carga aérea sufrió la peor caída desde que la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) comenzó a monitorear su desempeño, en 1990.

Los datos de la organización que representa a 290 aerolíneas que concentran 82% del tráfico aéreo global, muestran que la disminución fue de 10,6%, superando la caída registrada en el comercio mundial de bienes (6%).

La capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponibles (ACTKs), se redujo 23,3% el año pasado (24,1% para las operaciones internacionales) en comparación con 2019, lo que es más del doble de la contracción de la demanda.

Debido a la falta de capacidad disponible, los factores de carga aumentaron 7,7%lo que contribuyó a aumentar los rendimientos y los ingresos, y se transformó en un alivio para algunas aerolíneas ante el colapso de los ingresos por pasajeros.

Primeras señales

En diciembre se vieron las primeras señales importantes de mejora, cuando la demanda mundial se situó 0,5% por debajo de los niveles del año anterior (-2,3% para las operaciones internacionales).

Entonces, la capacidad mundial estuvo 17,7% por debajo de los niveles del año anterior (-20,6% para las operaciones internacionales). Este dato es mucho más profundo que la contracción de la demanda, lo que indica la continua y grave escasez de capacidad.

Y lo más preocupante, alerta IATA, es que con el estancamiento de la recuperación de los mercados de pasajeros, no se vislumbra el fin de la escasez de capacidad.

La buena noticia es que las condiciones económicas se están recuperando a medida que avanza 2021.

Mejoras en los índices

El componente de nuevos pedidos de exportación del Índice de Gerentes de Compras (PMI) del sector manufacturero está en territorio de crecimiento tanto en los mercados desarrollados como en los emergentes. Y la producción industrial mundial también se ha recuperado, indica el informe de IATA.

“La carga aérea está sobreviviendo mejor a la crisis que el negocio de pasajeros. Para muchas aerolíneas, 2020 supuso una fuente vital de ingresos para la carga aérea, a pesar del debilitamiento de la demanda. Pero con gran parte de la flota de pasajeros en tierra, satisfacer la demanda sin capacidad de vientre (la mitad de la carga aérea global viaja en la panza de los aviones de pasajeros) sigue siendo un enorme desafío. Y, a medida que los países refuerzan las restricciones a los viajes ante las nuevas variantes del coronavirus, es difícil ver mejoras en la demanda de pasajeros o en la escasez de capacidad. 2021 será otro año difícil”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA.

Si bien la carga aérea está sobreviviendo mejor a la crisis causada por el Covid19 que el negocio de pasajeros, el hecho de que gran parte de la flota de pasajeros haya estado durante la mayor parte del año en tierra impacta de modo significativo en la capacidad disponible. Se estima que 50% de la carga aérea global viaja en la panza de los aviones de pasajeros.

Rendimiento regional en 2020

Las fuertes variaciones fueron evidentes en el rendimiento regional de la carga aérea el año pasado.

Los transportistas norteamericanos y africanos informaron de un aumento anual de la demanda en 2020 (1,1% y 1%, respectivamente), mientras que todas las demás regiones se mantuvieron en territorio negativo en comparación con 2019.

La demanda internacional cayó en todas las regiones, con la excepción de África, que registró un aumento de 1,9% en 2020 en comparación con el año anterior.

  • Asia-Pacífico. Las aerolíneas de esta región registraron un descenso de la demanda de 15,2% en 2020 en comparación con 2019 (-13,2% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 27,4% (-26,2% para las operaciones internacionales).

Tras una pausa en la recuperación en el tercer trimestre, la demanda está mejorando, impulsada por el repunte de la actividad manufacturera y los pedidos de exportación de China y Corea del Sur.

La capacidad internacional siguió siendo limitada en diciembre, con un descenso del 25,1%.

  • Norteamérica. Los transportistas registraron allí un aumento de la demanda del 1,1% en 2020 en comparación con 2019 (-5,2% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 15,9% (-19,7% para las operaciones internacionales).

En diciembre, los operadores de la región registraron un aumento de 3,1% en la demanda internacional, el rendimiento mensual más importante desde finales de 2018.

Conexión Asia-América del Norte

El fuerte tráfico en las rutas entre Asia y América del Norte, que aumentó un 2,1% en 2020, contribuyó al rendimiento, impulsado por la potente demanda de los consumidores norteamericanos de productos fabricados en Asia. La capacidad siguió siendo limitada, con un descenso de 14,1% en diciembre.

  • Europa. Las aerolíneas europeas informaron de una caída de la demanda de 16% en 2020 en comparación con 2019 (-16,2% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 27,1% (-27,1% para las operaciones internacionales).

En diciembre, las compañías aéreas registraron un descenso de la demanda internacional de 5,6% en comparación con el año anterior.

Tras una pausa en la recuperación en noviembre, la demanda desestacionalizada creció 7% intermensual en diciembre, la mayor subida de todas las regiones.

Sin embargo, los nuevos cierres y las condiciones económicas adversas en la región ponen en riesgo la recuperación.

La falta de capacidad sigue siendo un gran desafío ya que la capacidad internacional disminuyó un 19,4% en diciembre.

  • Oriente Medio. Los transportistas informaron de un descenso de la demanda de 9,5% en 2020 en comparación con 2019 (-9,5% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 20,9% (-20,6% para las operaciones internacionales).

Tras una ligera desaceleración de la recuperación en noviembre, los transportistas de la región tuvieron un buen comportamiento en diciembre, registrando un aumento de 2,3% en la demanda internacional. La capacidad internacional disminuyó un 18,2% en diciembre, sin cambios respecto a noviembre.

África, a la par de América latina

  • América Latina. Los operadores reportaron una disminución de la demanda de 21,3% en 2020 en comparación con 2019 (-20,3% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 35% (-33,6% para las operaciones internacionales).

En diciembre, los volúmenes de carga internacional cayeron 19% en comparación con el año anterior.

La recuperación de la carga aérea en la región se ha visto afectada por las condiciones económicas adversas en mercados como México, Argentina y Perú.

La capacidad sigue siendo muy limitada en la región. La capacidad internacional disminuyó en diciembre 36,7%, lo que supone un aumento de la caída del 30,4% en noviembre.

  • África. Las aerolíneas africanas vieron crecer la demanda 1% en 2020 en comparación con 2019 (1,9% para las operaciones internacionales) y una caída de la capacidad del 17,3% (-15,8% para las operaciones internacionales).

Los operadores de esta zona registraron el mayor crecimiento internacional de todas las regiones en 2020, así como en diciembre, cuando la demanda internacional creció 6,3% interanual.

Las aerolíneas africanas tienen ahora la misma cuota del mercado global de carga internacional que las compañías de América latina (2,4%).

La capacidad internacional disminuyó 21,6% en diciembre, lo que supone un aumento de la caída del 18,6% en noviembre.