fbpx

El Ministerio de Trabajo citó a las terminales del Puerto Buenos Aires y Dock Sud a una audiencia este martes 10, en el marco de la conciliación obligatoria dictada a raíz del paro que habían convocado los gremios portuarios agrupados en la Fempinra.

La medida de fuerza gremial había sido decidida en reclamo al gobierno por definiciones no sólo respecto del el pliego vigente –con apertura establecida para el viernes 20 de este mes– sino también por los cambios operativos que generó la decisión de la naviera Maersk de comenzar a operar uno de sus servicios en Terminal 4 (del grupo APM Terminals, perteneciente al Grupo Maersk) una vez que finalice su contrato con Terminales Río de la Plata (TRP), el 15 de mayo próximo.

Esta decisión empresaria deja a TRP sin servicios de ultramar de peso y torna insostenible su continuidad.

No obstante, como el pliego sigue vigente, no habría continuidad alguna para ninguno de los tres concesionarios (TRP, Terminal 4 y Bactssa), sobre los que pesa el fin del contrato con el Estado el 15 de mayo.

El Gobierno, al no decidir dar de baja el pliego aún, tampoco decidió qué pasará el día después. Es decir, no se sabe si habrá prórroga de los actuales concesionarios o si se seguirá con el pliego.

Integración

Para los gremios, la decisión comercial de Maersk de no continuar con el servicio SAMBA en TRP, y pasar a operarlo en Terminal 4, es una prueba del impacto que genera la concentración empresaria y la integración vertical entre operadores navieros y portuarios.

Por este motivo, se manifestaron ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia –donde obra un expediente al respecto– y decidieron la medida de fuerza.

Trabajo intercedió y frenó el paro.

Comunicado oficial

En el ínterin, la naviera Maersk emitió este lunes un comunicado a sus clientes con novedades en el “área de la costa este de Sudamérica”.

Al hacer clic en el link, una nueva comunicación se abre, pero con fecha del 4 de marzo, cuyo título es “Nuestra relación contractual con TRP en Buenos Aires ha llegado a su fin”.

“Confirmamos que, en virtud del cambio en las condiciones del mercado en Argentina, Maersk ha decidido no renovar el contrato con Terminales Río de la Plata cuando el mismo concluya y el servicio SAMBA será operado por APMT Terminal 4 a partir del 15 de mayo. Por ello, estamos trabajando estrechamente con TRP para que la transición sea ordenada y les garantice un servicio satisfactorio”, destaca el comunicado.

Lo llamativo es que “a partir del 15 de mayo” las operaciones de las terminales del puerto Buenos Aires son todavía una incógnita.

Repercusiones

Consultado al respecto, el gerente general de TRP, Gustavo Figuerola, manifestó: “Nadie podría hablar aun de planes mas allá de mayo 2020 porque la AGP (Administración General de Puertos, órgano de control de los concesionarios) aun no definió, hasta donde sabemos, sus prórrogas luego del 15 de mayo”.

Desde Maersk, en tanto, justificaron la información brindada: “Es una comunicación legal que estamos obligados a dar a nuestros clientes porque se vence el contrato (con TRP). Somos una naviera, no una terminal, y no tenemos control o conocimiento sobre lo que se hará (después del 15 de mayo). Si no hay prórroga (a Terminal 4) nos sentaremos a hablar con el operador que esté para asegurarnos que el servicio siga”, indicaron fuentes de la compañía.

Cada día que pasa sin definiciones formales por parte del Gobierno sobre la situación del puerto es una zancada más en la escalada conflictiva en un puerto que supo ser “sucio” y donde la paz portuaria tiene los días contados.

Dejar un comentario