fbpx

Los puertos de Brasil registraron un aumento del 4,4% de las cargas operadas en el primer semestre de 2020 respecto del mismo período de 2019.

Así lo confirmó la Administración Nacional de Transporte por Agua (ANTAQ) brasileña, al destacar movimientos por 538 millones de toneladas entre los puertos públicos y privados de Brasil que, incluso con las restricciones por la pandemia, superaron las 515,2 millones registradas durante los primeros seis meses de 2019.

El crecimiento estuvo impulsado principalmente por un mayor movimiento de graneles líquidos (+15,5%) seguido de los graneles sólidos (+2,2%), que compensaron las caídas registradas en cargas generales (-6,2%) y en contenedores (-1%), siempre medidos en toneladas.

Los embarques totales aumentaron un 3,9% mientras que las descargas lo hicieron en un 5,4%. Respecto de los contenedores, el movimiento sumó 55 millones de toneladas de carga: los embarques crecieron un 1,1% mientras que las descargas cayeron un 3,6%.

Impulso granelero

En cuanto a los tipos de carga, el movimiento de graneles sólidos aumentó un 2,2% en el primer semestre de este año con respecto al mismo período del año anterior, a 323,5 millones de toneladas, y el movimiento de graneles líquidos creció un 15,5%, a 134,2 millones de toneladas. Los contenedores y la carga general suelta, por su parte, disminuyeron un 1% a 54,8 millones de toneladas y un 6,2% a 25,4 millones de toneladas respectivamente, en comparación con el mismo período de 2019.

Entre los bienes que registraron crecimientos en movimiento respecto al primer semestre de 2019, los principales fueron petróleo y derivados (+ 19,8%), con un movimiento de 123 millones de toneladas; y soja (+ 31,4%), con 81 millones de toneladas manipuladas. Entre los que registraron un descenso respecto al año anterior, los principales fueron el mineral de hierro (-9,7) y los contenedores (-1%).

Dejar un comentario