fbpx

Latam Argentina anunció que cierra su filial en el país. La aerolínea de capitales chilenos y brasileños dio a conocer la decisión por medio de un comunicado en el que explica que “con las actuales condiciones de la industria local, agravadas por la pandemia Covid-19, no se visualiza la viabilidad de un proyecto sustentable”.

En la filial argentina, Latam emplea a 1.715 personas. La salida del mercado local de la aerolínea más grande de América latina fortalece la posición dominante de la estatal Aerolíneas Argentinas.

Tras 15 años de operaciones en el país, “Latam Airlines Argentina cesa sus operaciones en el país, tanto de pasajeros como de carga, por tiempo indeterminado. Este hecho ha generado la presentación de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) en el Ministerio de Trabajo de la Nación Argentina”, explica la empresa en el comunicado.

Después del Capítulo 11

A fines de mayo, Latam Airlines Group -empresa que se creó en 2010 a partir de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM- anunció que buscaría su reorganización financiera adhiriendo al Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos.

Entonces, el Grupo emitió un extenso comunicado en el que explicaba que en medio de la severa crisis provocada por el Covid-19, Latam Airlines Group SA y sus filiales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y EE.UU. “se acogieron a una protección voluntaria bajo el proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 de EE.UU”, y que sus filiales en Argentina, Brasil y Paraguay no están incluidas en esa solicitud.

“Tras 15 años de presencia ininterrumpida y después de haber atravesado numerosos obstáculos, en el complejo contexto de la pandemia y sus consecuencias a largo plazo no resulta posible visualizar alternativas de continuidad para las operaciones”, dijo la empresa al anunciar que Latam Argentina dejará de volar desde y hacia 12 destinos domésticos (Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, El Calafate y Ushuaia).

Una relación conflictiva

Los “numerosos obstáculos” a los que hace referencia el comunicado aluden, según expertos consultados por Trade News, a la conflictiva relación que la empresa tuvo con los gobiernos kirchneristas, durante los que se produjeron reiterados cruces por los subsidios que el Estado otorgaba a Aerolíneas Argentinas y las trabas para que Latam pudiera operar en Aeroparque, por caso.

Aunque en el comunicado la empresa anuncia que “los cuatro destinos internacionales de la filial a Estados Unidos, Brasil, Chile y Perú continuarán siendo operados por las otras filiales del grupo, una vez que se levanten las restricciones dictadas por las autoridades en el marco de la emergencia sanitaria”, Pablo Biró, secretario general de la Asociación de Pilotos (APLA) dijo que le pedirá a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que no le permita a la empresa “llevarse los aviones” para así poder explotar las rutas desde sus filiales de otros países.

Extorsión al Presidente

En declaraciones a Radio con Vos, el gremialista dijo que “claramente es un procedimiento para conseguir beneficios” y que lo que hace Latam es “una extorsión permanente” contra el presidente Alberto Fernández.

“Hay un falso discurso de que las compañías internacionales son serias y mirá la seriedad: Ante el primer tropiezo económico, te abandonan y te dejan a los usuarios y a los trabajadores tirados”, agregó Biró, para quien la empresa no tiene “excusa” para irse del país ya que su holding presentó balances positivos los últimos dos años y porque durante el gobierno de Mauricio Macri tuvo “beneficios económicos, impositivos y rutas sin reciprocidad”.

“Nos deja sin laburo en la Argentina, pero te sigue sacando pasajeros con Latam Chile o Brasil”, comentó antes de señalar que eso implica no respetar la reciprocidad de los acuerdos bilaterales que firmó el país en materia de aviación.

La versión de la Latam es diferente. En un artículo publicado por El País se menciona que “las sucesivas oleadas devaluatorias que caracterizaron el mandato del conservador Mauricio Macri dañaron su capacidad financiera y se reflejaron en unas fuertes pérdidas: US$132 millones en 2018, 133,4 millones en 2019”y que el año pasado debió cerrar varias rutas.

“La competencia de una empresa subvencionada como Aerolíneas Argentinas también fue crucial. Entre 2011 y 2020, Latam Argentina perdió 325 millones de dólares. En ese mismo periodo, Aerolíneas, que en 2019 sufrió pérdidas por 680 millones y calcula unos números negativos de hasta 900 millones para este año, recibió del Estado 4790 millones de dólares”, describe el artículo.

El futuro de la carga

En el comunicado se especifica que todas las operaciones locales de Latam cesan (lo que incluye pasajeros y carga).

Al igual que la decisión con los vuelos de pasajeros, se aclara que “las rutas internacionales de carga de la filial argentina serán servidas por las otras filiales del grupo”.

El artículo de El País cita también declaraciones de Roberto Alvo,  CEO de Latam Airlines Group, quien evaluó la decisión del cierre de la filial argentina “lamentable pero inevitable”.

“Latam debe enfocarse hoy en la transformación del grupo para adaptarse a la aviación postpandemia”, dijo Alvo.

A modo de cierre del comunicado oficial, Latam reseña su historia en el país:

  • Con 15 años de operación en Argentina, Latam Airlines realizó un gran trabajo en el desarrollo y conectividad del país, transportando en el último año a 3,1 millones de pasajeros y trasladando en el negocio de carga un promedio semanal de 270 toneladas de productos de exportación -principalmente de berries, carnes frescas y productos farmacéuticos-, y 290 toneladas de productos de importación –principalmente de autopartes, maquinaria industrial y productos farmacéuticos.
  • Las operaciones de Latam Airlines Argentina incluyen 14 aeropuertos nacionales y 6 internacionales.
  • Su flota está compuesta por 13 aviones Airbus 320, y 9 aviones Boeing 767 incorporados en 2019 al certificado de explotador argentino bajo la modalidad de Interchange.
  • Durante los últimos meses, la compañía asumió un compromiso histórico en la pandemia Covid-19, con la operación, desde el 19 de marzo pasado, de vuelos de repatriación a través de los cuales, con un trabajo conjunto con Cancillería Argentina y consulados locales, logró el ingreso de más de 16.000 argentinos al país, así como con el egreso de más de 6000 extranjeros a sus destinos de origen.

Todo indica que aunque lo que se anunció es el final de una etapa, esta historia recién comienza.

Dejar un comentario