fbpx

La Dirección General de Aduanas (DGA) confirmó que trabaja en un protocolo de verificación, que ya estaría definido pero todavía no tiene fecha de instrumentación, para disminuir los niveles de discrecionalidad de los verificadores en áreas operativas de control del comercio exterior.

Así lo comunicó el director general del organismo, Diego Dávila, tras ser consultado por los niveles de corrupción que, si bien no trascienden como denuncias, son conocidas en el ambiente. “Ya estamos trabajando en el protocolo que, increíblemente, no existía. Está definido el contenido”, aseguró.

Consultado por Trade News sobre la posibilidad de avanzar en la despersonalización de los controles y la reducción del contacto “cara a cara” entre los operadores de comercio exterior como despachantes y agentes de transporte aduanero y los funcionarios de aduana, Dávila destacó que “el sueño de la Aduana futura es la despersonalización, pero no por prescindir del agente, sino por proteger la situación con modelos predictivos”.

Dávila destacó que “la menor cantidad de intervenciones de los individuos hace que se asegure cierta eficacia de los procesos”, pero subrayó: “No hablamos de eliminar los controles, sino de sistematizarlos con tecnología que hoy existe”.

“La hoja de ruta está definida con la Dirección (de Reingeniería de Procesos Aduaneros, a cargo de Agustín Laurnagaray), que interactúa con organismos y trabaja en la planificación. De hecho, ya estamos terminando el protocolo de verificación, que increíblemente no existía”.

Por su parte, Javier Zabaljáuregui, subdirector general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, complementó: “La Aduana tenía altos niveles de intervención y discrecionalidad. Se hizo mucho hasta ahora: en intervención, se bajó el rojo (en verificaciones) del 42% en promedio (del total de los despachos) a entre un 20 y 22%. Y en discrecionaliad también, porque ese rojo que determina la intervención humana contaba con un campo (interpretativo) muy amplio, y el protocolo va a limitar ese campo de acción”.

11 comentarios

  • Marcelo Guevara Fernandez dice:

    Todo muy lindo, pero los precintos los colocan los despachantes y lo cobran los funcionarios via servicios extraordinarios sin tener ni puta idea de la carga. Choreo puroooooooo y muchos involucrados, ni pueden controlar esta tarea que es minima.

  • Horacio Mansilla dice:

    Muy buena nota y una excelente propuesta para un debate claro sobre el famoso tema de la discrecionalidad del funcionario aduanero. En mi opinión, esa discrecionalidad le otorga un poder de decisión que lo termina llevando a prácticas no legales, en los casos de canal Rojo se juega mucho con la urgencia y la necesidad del importador. Es en esos casos en los que el verificador debería tener solo la potestad de proceder a denunciar la infracción liberando la mercadería sin derecho a uso, y como bien dice Daniel, fundamentar ampliamente su denuncia, incluso con el agregado de literatura de ser posible, y que la secretaría proceda a sumaría o desestimar dicha denuncia. De esta forma no estaríamos poniendo en riesgo el incremento de los costos de terminal portuaria o depósitos fiscales, y se terminaría con gran parte de los actos de corrupción que todos conocemos. En pocas palabras evitar que sea el verificador quien decide si se libra a plaza o no una mercadería. Obviamente un párrafo aparte merece el caso de mercadería a prohibidas.

  • Diego Dumont dice:

    Muy bueno Emi y los comentarios de Pablo y Daniel, gente que aprecio mucho. Esperemos que funcione .. todos debemos defender el trabajo.. el del aduanero honesto y el nuestro. Las aduanas del siglo presente tienen el doble rol de perseguir fines opuestos con el mismo impetu: que la mercadería circule más rápido en un mundo con comercio de bienes en crecimiento constante y el control del tráfico internacional de mercaderías.. la única manera de lograr esto es con perfiles de riesgo, ORA, OEA, etc.. necesitamos que los controles sean mejores y evitar kioscos en los puntos de control..el país lo necesita.. un gran abrazo. Muy buena nota

  • pedro fox dice:

    mientras se siga ignorando todos los itinerarios de bajada y subida de todas
    las navieras (buques portacontenedores) megacarriers y de feeders (transporte
    maritimo modal y maritimo multimodal internacional oceanico),en linea con los b/l
    correspondientes , seguiremos ocultando la CORRUPCION , E ILICITO NO CONTROLABLES.
    SIMILAR PROBLEMA EN LA HIDROVIA.

    EL DESCONOCIMIENTO ES PARTE DE NUESTRO PROBLEMA

    ES POR ESO QUE DE ESTOS TEMAS NADIE QUIERE HABLAR.

  • Jorge Safe dice:

    Siempre existió un protocolo para la verificación. Fue mutando con instrucciones, pero actualmente existe uno. Es el que la auditoría aduanera debe controlar que se cumpla (los actos de los verificadores se auditan, que no salte la discrecionalidad o la corrupción es otra cosa y por eso habría que consultarlos a los auditores). No obstante , no caben dudas de que será interesante un nuevo protocolo que intente evitar la discrecionalidad y la corrupción aduanera (las dos, porque sólo mencionar la discrecionalidad es dejar de lado el más grave de los problemas del control aduanero). Ahora, si un nuevo protocolo, como los anteriores, no tiene en cuenta que el agente aduanero debe asentar en el sistema el comienzo, final y resultado (verificación conforme o con denuncia) en el mismo día, o la justificación de por qué debe extenderse la verificación, la “discrecionalidad” seguirá y la corrupción, también. Por ej.: eso de comenzar una verificación en Ezeiza y, cerrados los bultos, decirle al despachante “vení mañana que lo voy a consultar con la jefatura y/o con fulano y/o con mengano” no debe permitirse en ningún protocolo. Es intolerable que una verificación en Ezeiza comience un lunes y termine un miércoles, jueves o viernes sin que le salte un alerta a los auditores y termine con un “conforme” o con una denuncia. La jerarquía aduanera no puede ignorar que detrás de esas demoras existen actos de negligencia y/o corrupción, ambos muy caros para los importadores y exportadores. Un verificador deben tener los conocimientos que sus cargos requieren y si no los tiene, debe ocupar otro donde alcancen sus conocimientos. El protocolo debería también incluir que las denuncias en sede administrativa contra los verificadores se defina en 5 días, no que en 5 años sigan sin resolverse, como es el caso del SIGEA Nº 13289-29220-2013 .

  • pedro fox dice:

    la corrupcion y el narcotrafico a todos nos preocupa.

    circunstancias vividas en el pasado(a partir del GATS y GATTS 1993,
    bienes y sevicios) y a partir del decreto 1772/91,luego el decreto
    1010/04 ,(arrendamiento de buques a casco desnudo),iniciandose
    una etapa de desconocimiento del shipping moderno internacional.
    Argentina a mediados del año 2015 se alineo con todos los paises
    sin salida al mar. No lo hizo ni Chile,ni sus socios del Mercosur.
    (Sin posibilidad de considerar la ucp 500/600 de la ICC).

    Chile y Brasil no dependen de feeders para el comercio exterior
    de ellos (las cargas con valor agregado en contenedores).

    Es conocido un informe de las naciones unidas (reunion de ministros)
    en la necesidad de llevar a cabo modificaciones.Para ser breve
    son identicas a las preparadas por la UNCITRAL reglas de rotterdam.
    Favor leer solo en pagina 5 .”DEFINITIONS” y solo leer los items
    3 4 25 27.
    SOLO OBLIGADOS A PUBLICITAR ITINERARIOS LOS ENCUADRADOS EN 3)
    YA ES CONOCIDO LA DEFINICION DE MULTIMODAL TRANSPORT
    DOCUMENT,VALIDO PARA LOS DEL ITEM 3) QUE SURGE DEL CONOCIMIENTO
    DE LOS ITEMS 25 Y 27. ES DECIR NO EXISTE EL FEEDER.(para ellos
    salvo fuerza mayor).

    Desde hace varias decadas Argentina esta considerada dentro del item 4.

    NO CONOCEMOS LOS ITINERARIOS DE TODOS LOS BUQUES PORTACONTENEDORES.

    ES AQUI DONDE INGRESAMOS AL CORAZON DE LA GRAN CORRUPCION E ILICITOS.

    AL MISMO TIEMPO CON LOS MEDIOS APROPIADOS INGRESAR ANTES DEL 2020
    AL ITEM 3). AUNQUE LA ICC CALLA (es normal),al cumplirse el centenario de la
    ICC esta previsto los nuevos incoterms 2020 marca registrada en linea con los
    propositos de la UNCITRAL.

    SINTESIS:

    DEL PRESENTE ARTICULO SOLO RESCATO LA IMPORTANCIA DE QUE SE
    PUBLICITEN LOS ITINERARIOS Y SACAR A LA LUZ TODA LA CORRUPCION
    E ILICITOS (QUE CRECEN DIA A DIA),ESCONDIDOS DEBAJO LA
    ALFOMBRA A PARTIR DE LOS MENCIONADOS DECRETOS HASTA EL PRESENTE.

    SE INCLUYE A LA HIDROVIA DONDE PARAGUAY ES EL TERCER PAIS DEL
    MUNDO CON MAS DE 3000 BARCAZAS CON BANDERA PARAGUAYA A POPA.

    SALUDOS A TODOS

  • Emiliano Galli dice:

    Como estás Anabel?
    No hay comunicado oficial, sólo la declaración de Dávila y Zabaljáuregui de que el protocolo, en sí, está definido. Al menos, eso fue lo que comentaron en la reunión de prensa. No hubo más comentarios más allá de esto.
    Saludos!

  • Anabel Pérez dice:

    Buenas tardes, Emiliano. Muy interesante nota.
    ¿Hay algún comunicado oficial de este proyecto?
    Por el momento solamente encuentro tu consulta al Director Ávila, que después es referenciada por otros medios.
    Gracias.

  • Definitivamente coincido en que hay que limitar al máximo el poder discrecional de los verificadores. La aduana y la AFIP cuentan con todos los recursos informáticos para un control sistémico de las operaciones y los perfiles de riesgo que podría presentar cada operador. Los controles aduaneros vía canal rojo debería ser mínimo: un actual 20% del que se jacta el funcionario, sigue siendo alto. Debería ser de menos del 8 % y determinado por el perfil de riesgo del Importador/Exportador en consonancia con su nivel de facturación, cantidad de empleados, si es revendedor o productor/fabricante, etc. De manera tal que la operatoria aduanera en puerto sea mínima. El resto de los controles deberían hacerse ex-post para las importaciones, controlando la mercadería en el depósito del importador, con participación de agentes de otras aduanas, según la dirección de destino final declarada.

    Claro que de nada sirve pretender optimizar los controles aduaneros y evitar potenciales actos de corrupción, si no se arregla el deficiente servicio portuario que prestan las terminales, donde la asignación de turnos ha pasado a ser un factor altamente condicionante para determinar los costos finales de una operación, con el agregado de la incertidumbre del monto final de la factura que emiten a pesar de todos los presupuestadores que dicen brindar en sus respectivas páginas.

  • Emiliano Galli dice:

    Hola Daniel, esa expresión (“cara a cara”) no la dijo Dávila. Es propia, y en comillas por lo coloquial de la expresión. Saludos

  • Daniel Zarucki dice:

    Javier Zabaljauregui es un funcionario de lo más prestigioso que posee la aduana, con un criterio muy razonable y he tenido el gusto de ser recibido ante diversas inquietudes planteadas
    Ojalá tenga éxito en limitar esa discrecionalidad interpretativa que hoy poseen los verificadores y que muchas veces se debe a falta de información y de capacitación.
    Creo que la piedra basal del funcionariado aduanero de estos tiempos debe ser la constante capacitación no sólo en materia aduanera sino también en materia de procedimiento administrativo ,enseñándoles que si realizan un acta de denuncia deben motivarla, fundamentar el motivo de la misma adecuadamente, algo que no suele hacerse, (no sabemos si por dolo o sólo por negligencia o impericia) pese a ser un área operativa y contar con fundamento como para explayarse y facilitar de algún modo la tarea de la Secretaría de actuación quien deberá decidir si instruye sumario o lo desestima
    Discrepo con esta apreciación, que estimo pertenece a Dávila :« la reducción del contacto “cara a cara” entre los operadores de comercio exterior como despachantes y agentes de transporte aduanero y los funcionarios de aduana» como dando a entender que ello podría perjudicar la tarea de control del organismo. En quienes trabajamos correctamente, el contacto cara a cara ayuda a esclarecer entre las partes , situaciones donde puedan plantearse dudas , en las que si se siguiera un procedimiento reglado para evacuarlas se tarda mucho tiempo y ello es lesivo a la dinámica que debe tener el comercio internacional.
    Por otra parte, esta afirmación menoscaba nuestro rol de auxiliares del servicio aduanero consagrado por el código aduanero, poniéndonos detrás de una valla como a un simple público , como se ha hecho durante la gestión de Gómez Centurión que nos quitaran la tarjeta de acceso exclusivo a la aduana para la agilización de nuestras tareas https://tradenews.com.ar/inncesaria-complicacion-los-despachantes-aduana/ y terminaría consagrando en unos pocos operadores en detrimento del resto, la posibilidad de peticionar o aclarar determinadas cuestiones administrativas y/o aduaneras usuales o inusuales desde lo operativo