fbpx

La Cámara Interamericana de Asociaciones Nacionales de Agentes Marítimos (CIANAM) -institución que representa a nivel continental a las asociaciones de agentes navieros de la Argentina, Estados Unidos, México, Panamá, Brasil, Uruguay, Chile, Costa Rica, Ecuador, Paraguay y Perú- realizaron un segundo encuentro virtual marcado por la situación sanitaria internacional y la necesidad de mantener inalterados los servicios logísticos mientras persisten las restricciones y  demoras provocadas por la pandemia.

CIANAM tiene sede permanente en Montevideo, Uruguay, y sus objetivos son “promover, en armonía con los más altos intereses interamericanos, los derechos y responsabilidades de los agentes marítimos, apoyar la actividad en beneficio del sector y contribuir al buen funcionamiento del transporte por agua y los servicios logísticos relacionados de la región, como eslabón fundamental del comercio marítimo internacional y de la actividad portuaria en general”.

Análisis

En un comunicado distribuido por la representación argentina ante la cámara regional, el Centro de Navegación, se advirtió que uno de los lineamientos del trabajo de la institución radica en el monitoreo de la situación sanitaria, donde persisten “períodos de mayor agravamiento en muchos países”, lo que motivó un amplio análisis de los “procedimientos más adecuados para llevar adelante” para evitar más efectos negativos y que la actividad no pierda su “regularidad”.

Precisaron la necesidad de continuar con el “fortalecimiento del intercambio y la estandarización de las actividades de apoyo a la operación de los buques en la región, en beneficio del transporte marítimo global y los intereses de cada Estado, teniendo en vista que es una actividad de carácter esencial que ha permitido mantener el imprescindible flujo de mercaderías y bienes a nivel mundial”.

Esencialidad

La esencialidad del transporte marítimo se expresa en el hecho de que el 90% del movimiento mundial de mercaderías se mueve por agua.

“En este sentido, cabe resaltar las responsabilidades y contribuciones de los agentes marítimos para el desarrollo exitoso de todas las actividades relacionadas con las operaciones de los buques en los distintos puertos de la región, el rol imprescindible que cumplen y las responsabilidades que deben asumir, lo que no puede ser suplido por terceros o intermediarios que no se encuentran debidamente incorporados en los sistemas de registros y habilitaciones que regulan estas actividades en los distintos Estados, adquiriendo especial  relevancia los aportes que realizan en la interfaz buque/puerto para que el trasporte por agua se efectúe con la mayor normalidad y eficacia posible, especialmente en la actual situación extraordinaria generada a nivel mundial por la pandemia”, informaron.