El faltante de equipos para el transporte internacional de mercaderías, frente a problemas de reposicionamiento por la pandemia y por el alto crecimiento de la demanda en las principales economías, impulsó el valor de los contenedores en el mercado mundial.

De acuerdo con un informe de la consultora Drewry, los valores para los contenedores de carga seca alcanzaron “máximos históricos” en el último año, “pero se moderarán en los próximos años”, cuando la situación se normalice y nuevos equipos entren al mercado.

Los valores tocaron un piso en 2020, pero luego ascendieron al mayor nivel desde 2011 en el último trimestre del año pasado, registrando ganancias interanuales del 75%. En el segundo trimestre de este año, un contenedor high cube de 40 pies cotizaba 6500 dólares, duplicando el valor registrado un año antes.

Demanda pico

“Los precios se han visto impulsados ​​por la creciente demanda de contenedores nuevos, ya que las líneas navieras y los armadores buscaron reconstruir sus flotas ante el faltante crónico de equipos por las disrupciones en la cadena de suministro”, indica el informe de Drewry, tras agregar que también influyó el aumento de los insumos para la construcción, principalmente el acero y el material para los pisos de los equipos.

En tanto, los contenedores refrigerados aumentaron sus valores un 6,5% mientras que los que de almacenamiento de líquidos aumentaron un 40%, siempre frente al año anterior.

No obstante, se prevé que el mercado para los reefer continuará “recalentándose” hacia 2022, de la mano de la recuperación del comercio, sobre todo, en las rutas sur-norte, como aquellas en las que participa la Argentina.

Según Drewry, el promedio ponderado de las tarifas de las 15 principales rutas comerciales aumentó un 32% interanual en el segundo trimestre de este año, pero se espera un aumento de hasta el 50% cuando concluya el tercer trimestre. 

“La recuperación de los precios ha sido particularmente fuerte en las principales rutas Este-Oeste, donde las condiciones de capacidad de los buques han sido notablemente ajustadas. Pero los intercambios Norte-Sur generalmente han experimentado una menor inflación de precios, particularmente en las rutas de exportación de WCSA, América Central y África del Sur”, explica el trabajo.

“Se prevé que las tarifas de transporte de contenedores refrigerados continúen aumentando a medida que la inflación de precios ingrese a las rutas Norte-Sur, cuando se renueven los contratos a largo plazo”, explica el reporte, tras agregar: “”La mayoría de la carga refrigerada en estos intercambios se mueve con contratos a largo plazo”.

Fabricación

China, el principal fabricante de equipos, incrementó su producción en un 235%, hasta llegar a los 3 millones de TEU, y duplicó la fabricación de contenedores reefer, hasta lograr las 260.000 unidades. Se espera que 2021 arroje al mercado 5,2 millones de TEU nuevos, un aumento de 67% respecto del año anterior.

“A pesar de la producción récord de nuevas construcciones, la demanda insaciable de equipos aumentó la utilización de la flota arrendada en todos los tipos de equipos a más del 99% para el segundo trimestre de 2021, su nivel más alto registrado. Por esta razón, las tarifas diarias de los LTL (carga parcial) a sus niveles más altos en 10 años, duplicándose en un año”, amplía el trabajo.

Las tarifas diarias par alquiler de equipos treparán un 65% este año, el aumento más pronunciado desde 1990, cuando la consultora comenzó a realizar los relevamientos de mercado.