La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), entidad representante de 160 compañías del ecosistema del transporte aéreo, incluyendo 40 aerolíneas responsables de más del 80% del tráfico aéreo en la región, emitió un comunicado para expresar su preocupación por el reciente incremento impositivo a los tickets aéreos en la Argentina, debido a que esa medida “impacta significativamente el costo de los pasajes aéreos, desincentivando la demanda en un momento clave para la recuperación del sector”.

Desde ALTA dijeron que ya antes de ese incremento (concretado ayer a partir  de la decisión del Gobierno de aumentar las percepciones a cuenta del impuesto a las ganancias aumentaron de un 45% a un 100% en el denominado “dólar turista”), la Argentina ya enfrentaba un “entorno desafiante” en comparación con otros países de América latina y el Caribe.

La más cara de la región

Según el Índice de Competitividad de ALTA–Amadeus de 2022, mientras países como Brasil, Chile y Cuba ofrecen tasas más competitivas, Argentina presenta una carga impositiva significativamente más alta, con un impuesto de salida que representaba el 30% del precio promedio de un boleto en el segundo trimestre de 2022, un 84% más elevado que el promedio en la región.

“Argentina es el país menos competitivo en materia de impuestos sobre el precio del boleto, los cuales suman 112% sobre el precio. Este marco impositivo hace que viajar en avión sea considerablemente más costoso y de más difícil acceso para la población que no sólo necesita transportarse por turismo”, advierten desde la organización.

Recuperación lenta

Luego, señalan que el turismo internacional emisivo por vía aérea en la Argentina está 18% por debajo de los niveles de 2019 (acumulado enero-septiembre), y este nuevo incremento encarece aún más los boletos aéreos.

“Esta situación desincentiva la demanda en un momento crucial donde los argentinos planean viajes de verano. Además, en el acumulado enero-octubre, el tráfico internacional de pasajeros está un 22% por debajo de los niveles de 2019, mostrando una de las recuperaciones más lentas en la región. En contraste, Colombia, que redujo el IVA a boletos aéreos del 19% al 5% entre 2020 y 2022, ha visto un incremento del 33% por encima de sus niveles de 2019”, detallan en el comunicado.

Por último, las autoridades de ALTA señalan: “Estamos convencidos de que una revisión de esta política impositiva es esencial para fomentar la recuperación del sector aéreo en Argentina y mejorar su competitividad a nivel regional. Estamos comprometidos para colaborar con las autoridades para encontrar soluciones que apoyen el crecimiento sostenible de la aviación y el turismo, beneficiando tanto a la industria como a los consumidores. Nuestro llamado es a reconsiderar esta medida para proteger el bienestar económico y social del país y garantizar la continuidad en la recuperación de las operaciones aéreas”.


Imagen de Clker-Free-Vector-Images en Pixabay