A pesar de las incertidumbres económicas, la demanda de carga aérea repuntó en 2023 con un rendimiento particularmente fuerte en el cuarto trimestre, y cerró el año con un nivel ligeramente inferior al de 2022 y 2019 (pre pandemia). Y los operadores de América latina fueron los que mostraron el mejor rendimiento interanual de todas las regiones.

De acuerdo con los datos distribuidos por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la demanda mundial para todo 2023, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK), descendió un 1,9% en comparación con 2022 (-2,2% para las operaciones internacionales). Y la caída fue de 3,6% (-3,8 para las operaciones internacionales) si la comparación se hace con 2019.

La capacidad, medida en toneladas-kilómetro de carga disponibles (ACTK), fue el año pasado 11,3% superior a 2022 (+9,6% para las operaciones internacionales). En comparación con los niveles de 2019, la capacidad aumentó un 2,5%.

Resultados excepcionales

El informe de IATA señala que en diciembre de 2023 se registraron resultados excepcionalmente buenos: la demanda mundial se situó un 10,8% por encima de los niveles de 2022 (+11,5% para las operaciones internacionales).

“Se trata del mayor crecimiento anual de los dos últimos años. La capacidad mundial se situó un 13,6% por encima de los niveles de 2022 (+14,1% para las operaciones internacionales)”, explican los analistas.

En el documento se destacan algunos indicadores a tener en cuenta:

  • El comercio transfronterizo mundial registró un crecimiento por tercer mes consecutivo en octubre, invirtiendo su anterior tendencia a la baja.
  • La inflación de diciembre tanto en Estados Unidos como en la UE, medida por los correspondientes Índices de Precios al Consumo (IPC), se mantuvo por debajo del 3,5% interanual. El IPC de China, sin embargo, indicó deflación por tercer mes consecutivo, suscitando temores de desaceleración económica.
  • Tanto el Índice de Gerentes de Compras (PMI) de la producción manufacturera como el de nuevos pedidos de exportación -dos de los principales indicadores de la demanda mundial de carga aérea- siguieron situándose en diciembre por debajo de la barrera de los 50 puntos, indicadores habituales de contracción.

Rumbo a la estabilización

“A pesar de los retos políticos y económicos, en 2023 los mercados de carga aérea recuperaron el terreno perdido en 2022 tras el extraordinario pico causado por el Covid en 2021. Aunque la demanda de todo el año fue inferior en un 3,6% a los niveles anteriores a la pandemia, el fortalecimiento significativo en el último trimestre es una señal de que los mercados se están estabilizando hacia patrones de demanda más normales. Esto sitúa a la industria en una base muy sólida para el éxito en 2024”, dijo Willie Walsh, Director General de la IATA.

Aunque, advirtió que con la continuidad de la inestabilidad -en algunos casos intensificada-, tanto geopolítica como económica, “poco debe darse por sentado en los próximos meses”.

Resultados regionales en 2023

-Asia-Pacífico. Las aerolíneas de la región registraron un aumento de la demanda del 0,9% en 2023 en comparación con 2022 (-1,4% para las operaciones internacionales) y un aumento de la capacidad del 28,5% (+16,6% para las operaciones internacionales).

En diciembre, las aerolíneas de esa zona registraron los mejores resultados de todas las regiones, con un aumento de la demanda del 18,5% (+15,4% para las operaciones internacionales) en comparación con 2022. La capacidad aumentó un 31,1% (+22,9% para las operaciones internacionales) durante el mismo período.

-Norteamérica. Los operadores de esta zona registraron los peores resultados interanuales de todas las regiones, con un descenso de la demanda del 5,7% en 2023 en comparación con 2022 (-4,3% para las operaciones internacionales) y un aumento de la capacidad del 0,3% (+2,7% para las operaciones internacionales).

En diciembre, las aerolíneas de la región registraron un descenso de la demanda del 2% (+5,9% las operaciones internacionales), en comparación con 2022. La capacidad aumentó un 2,4% (+8,5% para las operaciones internacionales) durante el mismo período.

Las aerolíneas de Europa siguieron siendo las más afectadas por la guerra en Ucrania. Imagen de Train Learn Grow en Pixabay

-Europa. Las aerolíneas registraron un descenso de la demanda del 3,9% en 2023 en comparación con 2022 (-4,1% para las operaciones internacionales). Durante el mismo período, las aerolíneas registraron un aumento de la capacidad del 4,5% tanto para operaciones globales como internacionales.

En diciembre, las aerolíneas de la región registraron un aumento de la demanda del 8,6% (+8,7% para las operaciones internacionales) en comparación con 2022. La capacidad aumentó un 7,4% (+7,5% para las operaciones internacionales) durante el mismo período. Las aerolíneas de la región siguieron siendo las más afectadas por la guerra en Ucrania.

-Oriente Medio. Los operadores de la región registraron un aumento de la demanda del 1,6% para la demanda global e internacional en 2023 en comparación con 2022 y un aumento de la capacidad del 13,5% (+13,6% para las operaciones internacionales).

En diciembre, tuvieron un aumento del 18,3% en la demanda para operaciones globales e internacionales en comparación con 2022. La capacidad aumentó un 17,7% (+17,8% para las operaciones internacionales) durante el mismo período.

-Latinoamérica. Los operadores de la zona registraron el mejor rendimiento interanual de todas las regiones, con un aumento de la demanda del 2% en 2023 en comparación con 2022 (+1,9% para las operaciones internacionales). Durante el mismo período, las aerolíneas registraron un aumento de la capacidad del 13,2% (+16,9% para las operaciones internacionales).

En diciembre, las aerolíneas de la región registraron un crecimiento de la demanda del 6,4% (+6,3% para las operaciones internacionales) en comparación con 2021. La capacidad creció un 3,5% (+4,2% para las operaciones internacionales) durante el mismo período.

-África. Allí se registró un descenso de la demanda del 1,8% (-2,0% para la demanda internacional) en 2023 en comparación con 2022 y un aumento de la capacidad del 5,6% (+5,0% para las operaciones internacionales).

En diciembre, las aerolíneas de la región registraron los resultados más flojos de todos, con un descenso de la demanda del 1,2% (-1,4% para las operaciones internacionales) en comparación con 2021. La capacidad creció un 7,4% (+6,8% para las operaciones internacionales) durante el mismo periodo.

Interrupción en el Mar Rojo

En noviembre y diciembre, la carga aérea experimentó un modesto aumento de la demanda y los rendimientos debido a las perturbaciones en el Mar Rojo.

Al comparar los datos de la semana que comenzó el 4 de noviembre de 2023 y la semana que finalizó el 9 de diciembre de 2023, se observó lo siguiente:

  • Un aumento del 1% en la demanda mundial de carga aérea junto con un aumento del 5% en los rendimientos.
  • En la región Asia-Pacífico, la demanda creció un 2% y los rendimientos un 6%.
  • Un aumento del 1% de la demanda entre China y el resto del mundo y un aumento del 11% de los rendimientos.
  • En Europa la demanda se mantuvo estable, pero los rendimientos aumentaron un 3%.
  • En Oriente Medio, la demanda se mantuvo constante, con un aumento de los rendimientos del 4%.
  • Los datos de la última quincena de diciembre muestran una normalización de la demanda y los rendimientos.

“La reciente interrupción de las rutas marítimas en el Mar Rojo ha hecho que algunos cargadores opten por la carga aérea. El aumento de la demanda provocó un repunte de los rendimientos de la carga aérea en las rutas comerciales relacionadas. Se espera un repunte similar en enero, a medida que se intensifiquen las interrupciones. Aunque no toda la carga es apta para el transporte aéreo, es una opción vital para algunos de los envíos más urgentes en circunstancias extraordinarias. Y eso es fundamental para la continuidad de la economía mundial, afirmó Walsh.