El Puerto Buenos Aires continúa con el plan de obras iniciado hace varios años para optimizar la operatoria logística, ordenar el tránsito pesado en su jurisdicción y maximizar la seguridad en la circulación de cargas en la zona portuaria.

La Administración General de Puertos, el organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Transporte que controla Puerto Nuevo, duplicará la capacidad de la infraestructura para camiones en la zona de apoyo portuario (ZAP).

La ZAP es el área donde esperan su turno de ingreso a las terminales los camiones con contenedores de exportación o vacíos para entregar en las terminales, o incluso los que esperan la entrega de un contenedor de importación o vacío para trasladar a un cargador que consolidará exportaciones.

Esta zona especialmente diseñada para el ordenamiento y descongestión del tránsito en las arterias del Puerto Buenos Aires cuenta con múltiples servicios para los y las chóferes como comedor, sanitarios y espacios de descanso.

“Los 125 sitios de aparcamiento exclusivos previos al inicio de la obra se ampliarán en un 95%, incorporándose una superficie de 24.800m². Esto se complementa con zonas ya habilitadas para estacionar y clasificar el tráfico portuario para unos 400 vehículos adicionales”, indicaron desde la AGP.

Accesos

Por otro lado, la AGP está avanzando en la obra del Acceso único al puerto con la prolongación de la Calle 14 que contará con 8 carriles para el tránsito pesado.

“Este ingreso, acompañado de reformas y mejoras en los cerramientos permitirá unificar el acceso y los controles de toda la jurisdicción portuaria. Además, gracias a la canalización del tránsito pesado y su conexión con el Paseo del Bajo, se generarán en paralelo nuevos espacios de circulación peatonal seguros con rampas accesibles y reglamentarias”, indicaron.

Las obras se enmarcan en el Plan de Obras Maestro, aprobado por la resolución 106/2020 de la autoridad portuaria nacional, que contempla “la renovación y ejecución de trabajos de rediseño de los accesos terrestres, la consolidación de superficie sobre el río mediante el relleno con material apto, la recuperación de áreas portuarias inoperativas para un aprovechamiento más eficiente del suelo portuario en general”.

“Todo ello –continuaron0 con la finalidad de agrupar las actividades portuarias de carga y el nodo de acceso terrestre al norte de la jurisdicción (tanto vial como ferroviario), con concentración de la actividad en la zona de Dársena F, dotando de más eficiencia a las operaciones y potenciando el multimodalismo dentro de la jurisdicción”.