fbpx

La pandemia puso a prueba el sistema de comercio global y la naturaleza de las cadenas logísticas.

En una publicación en Bloomberg, la compañía líder de la industria –Maersk, responsable de 1 de cada 5 fletes marítimos en contenedores–, reflexionó sobre el impacto y la resiliencia que caracterizará la recuperación del sector una vez que se supere la crisis sanitaria global.

El CEO de la división Ocean & Logistics del Grupo Maersk, explicó cómo reaccionó el grupo ante la disrupción generada en las cadenas de suministro, qué decisiones tomaron y qué consejos dan a clientes y proveedores de la comunidad del comercio exterior.

“El comercio mundial es una comunidad de participantes. No sólo nosotros nos enfrentamos a una crisis. Todos nuestros clientes también se enfrentan a una crisis. Es un momento en que necesitan poder confiar en sus proveedores y socios para asegurarse de que puedan superar los desafíos”

Vincent ClercCEO de Ocean & Logistics de Grupo Maersk

“Al principio, era muy importante asegurarse de que todos en el equipo entendieran que, a medida que nos mudábamos a las salas de guerra virtuales para hacer frente a muchos cambios, tenían que resistir la tentación de agacharse y enfocarse hacia adentro. Decidimos deliberadamente impulsar las comunicaciones hacia afuera”, indicó Clerc.

No obstante, Clerc confía en la capacidad de Maersk para lidiar con lo que se avecina.

Pero el mundo todavía deberá esperar los patrones de recuperación de China, el primer país afectado por el Covid-19. Según un informe de PwC, el gasto de los consumidores chinos se recuperó hasta lograr un 80% de los niveles previos a la crisis. Incluso, las cadenas de suministro en todo el país también están volviendo a la acción. Y al 10 de abril, el 95% de las grandes empresas habían reanudado sus operaciones.

“A medida que China se reabre, hemos visto un repunte bastante fuerte en la demanda de productos, y cierta recuperación de lo que no se había llegado a producir mientras duró la cuarentena”, señaló Clerc.

“La diferencia fue, a medida que la pandemia se extendió hacia el oeste, que se dio un shock de demanda en las cadenas de suministro, con muchos puntos de venta cerrados. El gran interrogante es entonces cómo va a rebotar la demanda a medida que se vuelvan a abrir esos puntos”, indicó.

Reacciones diferentes

Clerc agregó: “Los mercados han reaccionado de manera diferente dependiendo de qué línea de negocio, o en qué mercados verticales se encuentre su negocio. Vimos que las necesidades de nuestros clientes cambian ampliamente, con algunos de los mercados verticales como farmacéuticos, suministros médicos y alimentos buscando acelerar su cadena de suministro, y otros en el comercio minorista queriendo que sus cadenas de suministro se desaceleren a medida que la crisis se agudiza”.

En tanto, los buques siguen navegando, los puertos están operativos y el transporte intermodal conecta las puntas. Sin embargo, las interrupciones no planificadas siguen siendo una amenaza, incluida la escasez de mano de obra debido a medidas de cuarentena, que suele producir focos de congestión.

Maersk está alentando a los clientes y proveedores a minimizar la permanencia en el puerto y la detención de los contenedores tanto como sea posible para minimizar el riesgo de congestión y mantener el flujo de mercancías, así como las operaciones en las terminales sin problemas.

Consejos a futuro

  • Crear equipos. Integrar grupos interfuncionales, de alto nivel, para abordar la planificación de ventas y operaciones, la gestión del riesgo de suministro, las tolerancias al riesgo, los controles y la toma de decisiones.
  • Enfoque holístico. Una mirada integral de la cadena de suministro, que tenga en cuenta los procesos y defina los controles para garantizar que se gestionen los riesgos de interrupciones y que su resultado final esté protegido. La mitigación es clave
  • Visibilidad. La visibilidad es un elemento clave que garantiza que las acciones sean oportunas y precisas, y que toda la información en el proceso sea creíble. Esto permite a las organizaciones tomar medidas basadas en los datos.
  • Cadena integrada. Considerar usar cadenas de suministro más integradas cuando sea posible, o usar una compañía que lo haga. Esto aumentará la visibilidad durante una crisis, lo que facilitará la implementación de estrategias.
  • Múltiples proveedores. Recurrir a partes de múltiples proveedores de materias primas para mejorar las probabilidades de que los productos terminados lleguen al mercado. Las empresas con una base de suministro diversificada están menos expuestas al riesgo.
  • Cadena transparente. Requerir que los socios se adhieran a planes transparentes de gestión de suministros que identifiquen riesgos, posibles interrupciones y planes integrales de contingencia. Crear un Plan B para cada escenario.
  • Mejores prácticas. Las mejores prácticas para la gestión de contratos y proveedores permiten a la compañía monitorear interrupciones y otros riesgos, y tomar acciones más proactivas y tener mayor visibilidad.
  • Simulaciones. Estimule el diagrama de escenarios de interrupciones adicionales de la cadena de suministro. Identifique las áreas de inversión que deben priorizarse.
  • Relaciones. Evalúe las relaciones de su cadena de suministro con proveedores y socios a través de auditorías y calificaciones con el objetivo de ayudarlos a reducir el riesgo.

“Este ha sido probablemente el período de cambio más alto desde la invención del contenedor. Creo que la capacidad de recuperación que hemos podido mostrar en la primera parte de la crisis es un homenaje a la calidad de la organización y también genera mucha confianza en la capacidad que tendremos para seguir enfrentando nuevos desafíos, ahora y en el futuro”

Vincent ClercCEO de Ocean & Logistics de Grupo Maersk

Dejar un comentario