fbpx

Hace algunos días, durante la asamblea anual de la Organización Mundial de Zonas Francas (World FZO), Lisandro Ganuza fue reelegido con el apoyo del 94% de los miembros para continuar como integrante de la Junta Directiva global hasta 2023.

Durante una entrevista con Trade News, el presidente del Ente Zona Franca Bahía Blanca-Coronel Rosales dijo que es un honor formar parte del board de la World FZO especialmente porque está convencido de que el régimen de Zonas Francas (ZF) es un pilar fundamental para la nueva economía de Argentina y los países del Mercosur para cumplir con tres hitos: generación de empleo, promoción de inversiones y desarrollo de regiones.

“Las experiencias internacionales, y en particular el caso de China con sus Zonas Económicas Especiales, son un caso de éxito para tomar y adecuar a nuestra realidad. La necesidad de armonizar el mercado interno con la integración al mundo nos permite crear ventanas para producir bienes y servicios con valor agregado y beneficios para generar divisas y cumplir con una premisa que es trasversal a todas las visiones de Argentina: ¡necesitamos exportar más!”, comentó antes de señalar que esas ventanas son las ZF.

El ejemplo de China

“Debemos modernizar la ley de zonas francas y apostar por ellas, así como hacer una reingeniería de procesos administrativos y aduaneros para promover la inversión extranjera directa acompañada de transferencia tecnológica y formación del factor humano técnica y gerencialmente para modernizar con agregado de valor la producción nacional. Como Den Xiaoping en 1979, que visualizó que las ZEE atraerían inversión extranjera y servirían como mini motores económicos para el resto de China, y hoy funciona espectacularmente, pienso que ese camino es el mismo que debemos seguir con nuestras ZF”, explicó Ganuza.

Asamblea anual de la Organización Mundial de Zonas Francas (World FZO).

-¿Qué es y qué representa la World FZO?

-Es la voz que representa a todas las ZF del mundo. Su visión es tener zonas libres reconocidas mundialmente como una herramienta para el desarrollo, la prosperidad económica y la sostenibilidad socioeconómica.

La World FZO fue lanzada en mayo de 2014 con 14 miembros fundadores, y hoy cuenta con más de 800 miembros de 139 países. Su sede central se encuentra en Dubai (EAU) y cuenta con 12 oficinas regionales, entre ellas la de Argentina, donde está la oficina regional Sudamérica.

Expansión

La organización se basa sobre tres grandes pilares: la defensa y promoción del régimen de ZF en todo lugar donde sea necesario; el desarrollo de negocios para las ZF y sus stakeholders; y el impulso del conocimiento.

El concepto de ZF en todas sus formas ha ganado reconocimiento en las últimas décadas, particularmente en las economías de América latina, África y Asia, y la World FZO vino a cubrir ese espacio, por eso ha tenido un gran crecimiento desde su creación hasta la fecha.

Hoy las ZF son pilares fundamentales para el desarrollo de infraestructura moderna, la creación de oportunidades de empleo, la atracción de IED, la aplicación de nuevas tecnologías; y sus procesos se encuentran en cumplimiento con normas OCDE, OMA y regulaciones internacionales.

-¿Qué otros países de la región están representados?

-La Oficina Regional Latam South de la que soy responsable está integrada por Uruguay, Brasil, Argentina, Paraguay, Chile, Bolivia, Ecuador y Venezuela, y este año se comenzó con un programa de la World FZO denominado “All in one” y que con la firma del convenio con las entidades nacionales de ZF, todos sus miembros pasan a ser miembros de la World FZO. El convenio ya se firmó con la Cámara de Zonas Francas del Uruguay, y el Consejo Federal de Zonas Francas (sector público) y la Cámara de Concesionarios de Zonas Francas (operadores privados) de Argentina.

El año pasado, a causa del Covid, se realizó a nivel mundial el primer Free Webinar Series de las oficinas regionales con muchísimo éxito en toda América latina. Participaron más de 600 asistentes en cada uno de los eventos, que se pueden ver -al igual que todas las actividades realizadas- en el canal de Youtube de la Oficina Regional.

Pensamos reeditar esto en el último trimestre de 2021 con temas de interés para toda la comunidad de ZF de Latinoamérica para atender los desafíos de un nuevo orden en materia de producción, logística e intercambio de bienes y servicios.

Desde la Oficina Regional vamos a comenzar un trabajo activo con los miembros en la difusión y suscripción de los programas de la World FZO de certificación “Safe Zone” y “Green Zones”.

La nueva economía

-¿Cuál es el papel de las ZF en el desarrollo económico y social de un país? ¿Cómo impactó la pandemia en las ZF?

-Durante el 7° Congreso mundial de la World FZO que se hizo entre el 21 y 24 de junio pasados con formato virtual, alrededor de 4100 participantes de más de 150 países analizaron los temas que hacen al impacto del Covid y la nueva economía bajo el lema “Zonas francas: motor de seguridad y cumplimiento – Hacia un comercio limpio y un futuro seguro”.

El día después del Covid-19 conlleva nuevas definiciones en materias de políticas públicas (por ejemplo, la revalorización de los organismos multilaterales) así como en la readpatación de las relaciones sociales-laborales, comerciales y de organización de las cadenas de valor, logística y tecnología.

En ese contexto, las ZF pueden ser verdaderas plataformas de comercio exterior y atracción de inversiones, que deben superar los desafíos de transparencia y actualización tecnológica.

En el panorama económico mundial, la importancia de las ZF está aumentando en el contexto de la creciente interdependencia entre naciones y entre entidades comerciales.

Como parte integral de las cadenas de valor globales, las ZF desempeñan una función económica notable, además que su incidencia en la logística y las operaciones del comercio internacional son ciertamente distintivas.

Nearshoring

Las ZF se han convertido en actores estratégicos y líderes del “día después” para todas las economías. Por ejemplo, en su participación en las cadenas de valor y logística de “la franja y la ruta” y en el proceso de nearshoring de descentralización de las cadenas de suministro de EEUU, Canadá y por último Europa.

El nearshoring abrió un montón de oportunidades para los países de Latinoamérica a partir del interés de las empresas en reubicarse en esta región por los beneficios de rango horario, menor distancia geográfica, formas de trabajo y culturas afines, y el que BID ha cuantificado en una estimación de US$70.000 millones de inversiones para estos procesos.

Los países de la región como Uruguay, Colombia, Panamá, Costa Rica han avanzado en distintas modificaciones normativas para ser más atractivas presentándose a partir del régimen de zonas francas para recibir estas inversiones.

Es una cuenta pendiente para Argentina de la que estamos a tiempo de hacerlo y presentar Zonas Francas modernas, seguras y transparentes para atraer inversiones y generar empleo.