fbpx

Argentina Brasil acordaron incrementar a 7000 metros cúbicos por segundo (m3/s) el caudal para los ríos Paraná e Iguazú a partir de la intervención de la represa de Itaipú.

En un comunicado difundido por la Cancillería se señaló que técnicos de ambos gobiernos decidieron la acción para paliar el déficit hídrico del sistema fluvial. La media de la represa está en 5350 m3/s, pero tras el estrés registrado se decidió incrementar la afluencia en 1400 (m3/s) en el caudal del río Paraná para afrontar la sequía.

“Los representantes de las cancillerías que presiden Felipe Solá y Ernesto Araújo conversaron también sobre los pronósticos de aportes naturales muy bajos para la región y acordaron el uso responsable del agua de los embalses”, señalaron desde el Palacio San Martín.

Estiaje

Para enfrentar la baja en el río Iguazú se acordó que la central hidroeléctrica de Baixo Iguaçú preserve las reservas de agua para que puedan ser utilizadas luego en caso de que se agrave la situación en Puerto Iguazú, y para atenuar así los efectos del estiaje en las Cataratas del Iguazú.

“De este modo, se programarán las salidas de agua para alcanzar un promedio de 290 m3/s planos, con un pico de 350 m3/s de 8 a 17 horas en la represa”, explicaron.

Argentina y Brasil acordaron un mecanismo de diálogo semanal, en relación a los ríos compartidos, para encontrar soluciones que atiendan a la sequía extraordinaria que afecta a toda la región.

Un Comentario