La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) anunció un paro nacional que afectará las exportaciones y controles sanitarios durante 48 horas a partir del martes 26 de marzo.

“Se van a paralizar todos los controles en puertos, aeropuertos y aduanas. Además se va a levantar la fiscalización en todas las barreras zoofitosanitarias del país”, señaló el secretario general, Rodolfo Aguiar, ante la amenaza de recorte del 30% del personal del SENASA.

“Hemos definido iniciar una medida de fuerza que va a impactar fuerte en la economía de nuestro país y no vamos a aceptar que se nos responsabilice a los trabajadores por la afectación de las exportaciones. Son muchos los puestos de trabajo en riesgo y no vamos a permitir que se lleven adelante despidos ilegales”, indicó Aguiar.

“Resulta inadmisible que se pretendan llevar adelante ajustes y recortes de personal en un organismo que cumple un rol esencial, siempre se autofinanció y además todos los años ha generado recursos millonarios para el Estado”, apuntó, tras agregar que “desde ATE vamos a multiplicar las protestas en todos los ministerios y organismos en los próximos días”.

“Hay que recordar que este organismo no solamente controla las importaciones y las exportaciones de productos alimenticios, lácteos y de animales vivos, sino que también controla la sanidad y la calidad de los agroalimentos que llegan a la mesa de todos los argentinos y un recorte de personal en estas áreas no solo atenta contra las políticas públicas, sino que también atenta contra la población en general en el sentido amplio, al entender que expone al riesgo sanitario a cada uno de los habitantes de nuestro suelo argentino”, destacó por su parte Mercedes Cabezas, secretaria adjunta de ATE nacional y trabajadora del sector.