La compañía especializada en servicios inmobiliarios corporativos, Cushman & Wakefield, publicó un balance sobre la oferta y demanda del mercado de centros logísticos premium de Buenos Aires durante 2023.

El informe señala que durante los últimos dos años la demanda en el mercado se mostró sólida e impulsó la construcción de nuevos proyectos, que se entregaron en los últimos meses de 2023, y que llevaron el inventario de centros logísticos a los 2.500.000 m2.

“Desde 2018, es la primera vez que la superficie entregada sobrepasa la absorción”, señalaron en un comunicado, tras agregar que “El ingreso de los nuevos metros al mercado motivó el aumento de la vacancia en 2,9 puntos porcentuales con respecto al primer semestre y se espera que este comportamiento se acentúe significativamente durante los meses por venir”.

Absorción

De acuerdo con el departamento de Investigación de Mercado de la compañía, la absorción neta mostró un saldo positivo de 7935 m2 durante el segundo semestre que, sumados a la superficie que se absorbió durante la primera parte del año, dieron como resultado una absorción neta acumulada anual de 81.039 m2.

“Aún quedan en construcción aproximadamente 200.000 m2 que se espera que se entreguen a fines de 2024. Muchas de las obras en construcción entrarán al mercado prealquiladas, mientras que otras quedarán vacantes, impactando en la oferta y generando una posible baja en los precios pedidos promedio del mercado de centros logísticos premium”, comentó Carolina Wundes, coordinadora del área de Investigación de la empresa.

Este flujo constante de proyectos finalizados, con su impacto en la vacancia, pone de relieve los desafíos y las oportunidades en un mercado de centros logísticos que evoluciona manteniendo un equilibrio entre la oferta y la demanda, clave para todos los actores involucrados en este sector.

El informe

Casos

Un ejemplo de esto es que, a diferencia de los últimos períodos, la zona con mayor concentración de demanda fue Zona Sur, con 62.549 m2 tomados y solamente 16.430 m2 liberados. Esta situación, se debió principalmente, a la falta de disponibilidad de metros en otros submercados y al ingreso de nuevos desarrollos prealquilados. Las principales absorciones provinieron de empresas dedicadas al comercio electrónico.

En tanto, la vacancia revirtió su tendencia, y pasó de 2,8% durante la primera mitad del año a 5,7% en diciembre, y la suba más importante se registró en Zona Oeste, debido al ingreso de nuevos proyectos que aún no se ocuparon.

“El precio continúa aumentando y el alquiler mensual promedio llegó a US$ 7,7 por m2, casi un 7% por encima en la comparación semestral. Como consecuencia de los nuevos ingresos, se espera que los valores eventualmente comiencen a descender”, indicó Santiago Isern, bróker senior del área industrial de Cushman & Wakefield.