fbpx

Los datos del comercio exterior de junio permiten avizorar un “marcado repunte” en relación con los niveles pre-pandemia.

De acuerdo con los datos publicados por el Indec en su informe mensual, bajo el análisis de la consultora Abeceb, “las exportaciones e importaciones sin estacionalidad subieron ambas en torno al 9% en relación al mes previo, siendo superiores a la pre-pandemia (2019) y permitiendo que el flujo comercial alcance su mayor registro desde 2014”.

Las compras externas manifestaron un repunte que acumula 8 meses de alzas interanuales, alcanzando así el mayor valor para el mes de junio desde 2017: “Registraron una suba del 79% interanual, traccionadas principalmente por mayores volúmenes. Esto muestra el rebote de la actividad luego del año de la pandemia y una recuperación de la inversión, junto a una posible mayor flexibilización en los permisos de importación y un adelantamiento de importaciones frente a un tipo de cambio moviéndose en la zona del 1% mensual”, valoró la consultora.

Respecto de las ventas al exterior, lograron el “mayor valor” desde 2014:” Expusieron un incremento interanual por sexto mes y mostraron crecimientos en todos los rubros, traccionados principalmente por los precios (+32% interanual) mientras que las cantidades se expandieron en menor medida (+11%)”, señaló el informe.

Superávit

El mes último, la Argentina registró un superávit comercial del orden de los 1067 millones de dólares, una reducción de 420 millones de dólares debido al fuerte repunte de las importaciones (+79%) que sumaron 5909 millones de dólares, mientas que las exportaciones alcanzaron los 6976 millones de dólares (+46%). “Este mayor crecimiento de las compras por sobre las ventas es una tendencia que viene sosteniéndose desde septiembre de 2020”, explicaron desde Abeceb.

Quitando del análisis la base de comparación de 2020, año en que la pandemia alteró todos los flujos a nivel global, la comparación de estos números respecto de 2019 demuestran que tanto las importaciones como las exportaciones avanzaron: 42 y 33 por ciento, respectivamente.

En el análisis de los primeros 6 meses del año, las ventas externas muestran una expansión interanual del 28% (más impulsadas por precios que por cantidades, que sólo crecieron 5%). Por su parte, las importaciones registran un alza del 49%, en este caso, de la mano de las cantidades (+37%).

Así, en el primer semestre del año el comercio exterior fue superavitario en US$ 6740 millones que, si bien es inferior a los US$ 8313 millones del primer semestre de 2020, “cabe destacar que tiene lugar frente a un incremento de casi el 60% en el flujo comercial, variable que ya se ubica 37% por encima del lapso enero-junio de 2019. De esta forma, contemplando la recuperación de la actividad industrial -principal demandante de importaciones- el resultado, mejora de los términos de intercambio mediante, es muy positivo”, destacó Abeceb.

Manufacturas

Las exportaciones de manufacturas agropecuarias (MOA) aumentaron en junio un 40% interanual, mientras que los productos industriales (MOI) lo hicieron en un 113%. Mientras las MOA se incrementaron más de la mano de los precios que de las cantidades, las MOI aumentaron más en volúmenes (+84%) impulsadas por los embarques de transporte terrestre (+168%), productos químicos y conexos (+113%) y en menor medida piedras & metales preciosos (+72%), quienes en conjunto explican el 70% del incremento agregado en los productos industriales.

Respecto de las importaciones, “como se viene verificando desde fines del año pasado, los mayores incrementos se verificaron en aquellos rubros asociados a los procesos productivos”.

“En este sentido, piezas y accesorios trepó 108% interanual, explicado esencialmente por los mayores volúmenes importados (+99%). En menor medida, los bienes intermedios y de capital crecieron 78% y 62%, respectivamente, donde en los primeros hubo un efecto precio dominante. Asimismo, el rubro de automóviles mostró un buen dinamismo (+46%), con una expansión del 157% en las compras a Brasil”, explicó la consultora.

Los bienes de consumo, o productos terminados, “crecieron muy por debajo del nivel general, solamente un 14,3%, mientras que las compras de combustibles y lubricantes exhibieron una suba fuerte en torno al 60%”.

“Con los datos de comercio exterior de junio –señaló Abeceb– hemos elevado levemente las proyecciones de exportaciones (+28,5%, a US$ 70.552 millones) e importaciones (+34,5%, a US$ 56.900). Consecuentemente, el superávit comercial se ampliaría este año a US$ 13.600 millones aproximadamente (vs US$ 12.500 millones en 2020) y representaría el 3% del PBI (vs 3,3% en 2020). Por su parte, el intercambio comercial superaría los niveles de 2017”, concluyó Abeceb.