fbpx

El subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, Leonardo Cabrera, y el interventor de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni, visitaron la semana pasada los puertos de Bahía Blanca y Coronel Rosales.

El puerto bahiense es uno de los más importantes de la Argentina, con numerosos sitios de atraques, especializado en graneles y en metaneros, así como también en cargas generales, contenedores y pesca. Con una profundidad natural de 50 pies, cuenta con un canal de acceso de 90 kilómetros que es mantenido por la dragadora belga Jan de Nul.

Bahía Blanca cuenta, además, con un sistema de monitoreo y control de la navegación, que operan desde hace más de 25 años, y que fue uno de los puntos destacados de la visita por parte de las dos autoridades nacionales, de quienes depende la licitación de la próxima concesión de dragado y mantenimiento del sistema de navegación troncal, la hidrovía Paraná-Paraguay.

La particularidad del Centro VTS (servicio de tráfico marítimo) del consorcio bahiense es que funciona en el propio consorcio, que se encarga de manejar los despachos de entrada y salida y organizar los convoyes marítimos. Prefectura, por su parte, tiene un sistema que replica el del consorcio y que, en tanto autoridad en materia de seguridad de la navegación, interviene precisamente cuando la situación lo requiere.

El Centro VTS de Bahía, por un convenio con Prefectura desde 1998, está a cargo de profesionales, es decir, capitanes de ultramar. Las ventajas de este sistema –largamente ponderadas por los prácticos argentinos– es que el sistema se perfecciona a partir del criterio comercial del tráfico. Siempre la prioridad es la seguridad, pero en el criterio de organización del tráfico, y con el fin de evitar demoras, la cualidad comercial de los capitanes mantiene un sistema fluido.

Precisamente, las demoras, son uno de los principales puntos por mejorar en la licitación de la hidrovía, a cargo de Cabrera y con el apoyo técnico de los equipos de Beni.

Control de tráfico

Cabrera, Beni y el subinterventor de la AGP, Patricio Hogan, se reunieron con el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Federico Susbielles, con el objetivo de “interiorizarse sobre el sistema de control de tráfico desplegado para mejorar la seguridad”, entre otras tecnologías que aplica el puerto para potenciar el desarrollo portuario.

“Encontramos un puerto con muchas posibilidades para crecer y desarrollar principalmente el sector de pesca; poder atender buques, y están construyendo de hecho uno desde cero, que para noviembre estaría listo para navegar”. Y añadió: “Nos han pedido y pusimos a disposición recursos para poder construir un playón que permita tramitar la habilitación del Senasa para lo que es descarga de pescado, y mediante frigoríficos almacenar y distribuirla, generando mucha mano de obra”.

Por su parte, Beni destacó el compromiso y la capacidad de las autoridades de Rosales “para seguir desarrollando el puerto, que tiene un gran potencial, y que está trabajando para ampliarse y prestar nuevos servicios”.

Sistema portuario nacional

Susbielles, en tanto, remarcó que “el puerto de Bahía Blanca está a disposición del sistema portuario nacional y es muy importante desde nuestro lugar compartir las experiencias de un puerto como el nuestro y buscar entre todas las partes seguir mejorando e innovando”.

Asimismo, Hogan valoró “la visita a Bahía Blanca para conocer el sistema de control de cargas, y ver esa experiencia entre sector público y privado que hacen al desarrollo no sólo de Bahía Blanca sino de todo el país, y tomar esa experiencia y sistema ágil y moderno para aplicarlo en la red troncal de Navegación”.

También participó de las distintas reuniones el Gerente de Comunicación e Institucionales de AGP, Ariel Deán, los directivos industriales Gustavo Elías y Fabián Gurrado, así como Claudio Tubio, presidente de la Cámara de Actividades de Practicaje y Pilotaje, . En Rosales, en tanto, se sumaron el presidente del Consorcio, Rodrigo Aristimuño, el diputado provincial Gabriel Godoy, el concejal Rodrigo Sartori, y la dirigente peronista Virginia Giorno.