fbpx

China continúa aumentando su huella económica y operativa en los principales puertos del mundo.

Recientemente se dio a conocer que la división portuaria de Cosco (Cosco Shipping Ports Ltd) compró el 35% de la terminal portuaria alemana de contenedores Tollerort (CTT, en inglés). CTT es una de las tres terminales que opera el grupo alemán Hamburger Hafen und Logistik AG (HHLA) en el Puerto de Hamburgo.

La naviera china ya utilizaba a Tollerort como hub logístico para sus servicios internacionales entre Asia y el norte de Europa, y como centro de transbordo para realizar desde allí el feedering de cargas.

La operación le garantizará, por un lado, mantener los servicios preferenciales de Cosco en sus terminales a HHLA sin ceder el control operativo, al tiempo que garantiza a largo plazo tanto los volúmenes como de empleo.

“HHLA espera que la participación fortalezca la relación con su socio chino. Con el interés minoritario de CSPL, CTT se convertirá en un “centro preferido” en Europa, lo que significa que será el punto de transbordo preferido de COSCO, donde se concentrarán los flujos de carga”, indicó el operador alemán tras informar la operación.

Largo plazo

Angela Titzrath, presidenta de la Junta Ejecutiva de HHLA, señaló que “el mundo marítimo se enfrenta actualmente a cambios intensos. Las relaciones de confianza con los clientes a largo plazo, como las que HHLA ha tendido durante 40 años en el comercio con China, son mucho más importantes ahora”.

“A pesar del interés minoritario acordado de CSPL, CTT seguirá estando abierto a todas las líneas navieras”, asegura la terminal que cuenta con 4 muelles y 14 grúas pórticos, que atiende las naves de Cosco de más de 20.000 TEU.

Según el operador portuario, “el puerto de Hamburgo es el centro logístico más importante para el comercio marítimo y continental de mercancías entre China y Europa. Casi uno de cada tres contenedores que se manipulan en Hamburgo tiene su origen en China o está destinado al mercado chino”.

La transacción todavía debe ser aprobada por las autoridades europeas de defensa de la competencia.