fbpx

La dragadora belga Jan de Nul inició las obras de apertura del riacho Barranqueras, en Chaco, que continuarán luego con la profundización y mantenimiento.

El objetivo es mejorar los servicios del puerto Barranqueras a través de intervención en el canal para lograr los 60 metros de solera y 10 pies de profundidad más 2 pies de revancha, a los que se sumará luego el balizamiento y mantenimiento de la profundidad.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, participó del inicio de las obras de la draga de inyección por agua DN28 –la encargada de iniciar las tareas de dragado de apertura del riacho– junto con la intendenta de Barranqueras, Magda Ayala y el ministro de Infraestructura de Chaco, Juan Manuel Carreras.

Tripulación argentina

Una vez que se alcancen las profundidades adecuadas, ingresará en operación la draga de succión por arrastre, Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Ambas dragas cuentan con tripulación argentina, y operan bajo estrictos protocolos de seguridad.

En la recorrida, asistida por la Prefectura Naval, Capitanich comentó las dificultades históricas del riacho, afectadas sobre todo en la actualidad por el estiaje, con el consecuente  impacto en la operatividad del puerto. Por tal razón, ponderó la ejecución de las obras, financiadas a través de la tasa de dragado que pagan los propios usuarios del sistema.

“Haremos competitivo al Puerto de Barranqueras dotándolo de mayor tecnología e infraestructura edilicia”, aseguró Capitanich, proyectando que para el 2021 los puertos Barranqueras y Las Palmas integren, junto al sistema ferroviario Belgrano Cargas y el sistema vial, un transporte logístico multimodal.

Puertos competitivos

“El 2021 es el año que aspiramos a tener dos puertos competitivos. Será claramente el despliegue más importante que pueda tener nuestra provincia y la región, porque pretendemos ser el nodo logístico del norte argentino; es una misión extraordinaria”, apuntó el gobernador.

Jan de Nul es el concesionario a cargo del dragado de mantenimiento de la hidrovía Paraná-Paraguay desde hace 25 años. Recientemente, amplió su margen de acción a partir de una iniciativa privada presentada ante Paraguay para dragar pasos del río homónimo, donde la profunda bajante dificulta y ralentiza el transporte fluvial.