fbpx

La tecnología Blockchain se ha vuelto protagonista en la agenda de los negocios internacionales, especialmente en lo que se refiere a disrupciones con potencial para cambiar la forma en que se llevan a cabo los procesos operativos y comerciales.

En este marco, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó “Blockchain y Comercio Internacional”, un trabajo en el que detalla propuestas para aplicar esta tecnología sobre ciertos aspectos de operatoria aduanera, certificación de origen y facilitación de comercio, entre otras.

La propuesta denominada Proceso Integral de Origen (PIO) consiste en integrar verticalmente 3 fases definidas del proceso de origen y brindar acceso compartido a la información y documentación generada en cada una de ellas.

  1. Fabricación del bien exportado: datos provistos por el productor.
  2. Declaración y certificación del bien como originario: datos emitidos por quien emite la certificación de origen.
  3. Control y verificación de origen: acceso de la aduana importadora a toda la información previa.

Inviolable

Es oportuno destacar la característica de inviolabilidad que la tecnología Blockchain le confiere a una información una vez que ésta se incorpora a la cadena.

Por otro lado, el procedimiento propuesto en el documento puede tener más o menos variantes en la práctica dependiendo de distintos factores:

  • Certificados de origen emitidos en papel o digitales.
  • Certificación mediante entidades o autocertificación.
  • Empleo de VUCEs para intercambio o interoperabilidad de certificados de origen.

Responsabilidad

Se plantean asimismo algunas interrogantes sobre cómo impactaría este nuevo procedimiento en un aspecto clave como lo es el de la responsabilidad: del importador, del productor / exportador, y de la entidad certificadora.

Entre otros aspectos, el documento destaca que se facilitaría a las autoridades el acceso a documentación del productor para controlar si lo declarado está efectivamente sustentado por documentos contables y/o productivos.

¿Quiénes participan?

El trabajo también pone sobre la mesa qué actores pueden y/o deben estar involucrados. Este punto reviste especial importancia porque en la práctica puede implicar reconvertir algunos roles o funciones en comparación a cómo se opera habitualmente en cada país.

  • Participación imprescindible: el productor de la mercancía; el declarante del origen de la mercancía (por ejemplo, el exportador); la aduana del país de destino.
  • Participación necesaria y conveniente: las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior (VUCE) de los respectivos países; la entidad certificadora (en los casos en que no existe la autocertificación).
  • Otros participantes que podrían sumarse: aduana del país exportador; despachantes de aduana (de ambos países); proveedores del productor del bien; transportistas;  aduanas de terceros países.

Algunos de los beneficios

Entre las ventajas que enumera el documento, cabe destacar las siguientes:

  • Contribuir a identificar operadores confiables.
  • Uso de criterios de análisis de riesgo en el comercio preferencial.
  • Posibilitar una trazabilidad hoy inexistente en este aspecto de la operatoria de comercio exterior.
  • Profundizar el uso de tecnología en las operaciones internacionales.

Aunque el objetivo de este artículo es presentar las características fundamentales de la propuesta del BID, es altamente recomendable la lectura del trabajo completo, enriquecido con aportes como el análisis de ejemplos prácticos y la aplicación de este procedimiento en la acumulación de origen.