fbpx

El gobierno brasileño envió al Congreso un proyecto de ley, con carácter de urgente, para que se apruebe el Programa de Incentivo al Cabotaje marítimo, conocido como BR do Mar (autopista del mar).

Según trascendió, el objetivo de la medida es incrementar la oferta de cabotaje para potenciar así los volúmenes de cargas operados por vía fluvial y marítima y, de esa manera, reducir los costos, crear nuevas rutas y aumentar la competencia.

De acuerdo con datos del Ministerio de Infraestructura de Brasil, se apunta a aumentar la capacidad de bodega para el cabotaje en un 40% en los próximos 3 años, sólo en buques de carga contenedorizada y graneleros, excluidos los tanqueros y petroleros.

Así, pretenden que el volumen de contenedores pase del 1,2 millón de TEU registrados en 2019 a los 2 millones de TEU para 2022.

“A pesar del crecimiento del cabotaje en los últimos años, este transporte tiene potencial para crecer todavía más, cerca del 30% al año. Con el programa BR do Mar vamos a equilibrar la matriz de transporte, nos vamos a liberar de determinadas amarras, aumentando el uso de embarcaciones fletadas, reduciendo costos y burocracia, además de aumentar e incentivar la competencia”, explicó el ministro de la cartera, Tarcísio Gomes de Freitas.

 

 

Dejar un comentario