En otra demostración regional que la logística y la infraestructura portuaria son el puntapié inicial y excluyente para el desarrollo del comercio exterior, la Agencia Nacional de Transporte por Agua de Brasil (ANTAQ) prevé licitar 19 terminales este año por un monto cercano a los 12.000 millones de dólares.

El director del organismo, Eduardo Nery, señaló que el gobierno federal concesionará 16 terminales por 8200 millones, mientras que las otras 3 será realizadas por el Estado de Paraná, en el puerto de Paranaguá, por US$ 3500 millones.

Esta es la idea de corto plazo del gobierno de Lula, ya que a mediano plazo (2026), el Ministerio de Puertos y Aeropuertos subastará 35 terminales más.

Punto de partida

El próximo mes, se licitará en el puerto de Recife, al norte del pais, 4 terminales para atender las cargas de arroz, fertilizantes, soja, maíz y malta.

En tanto, en Santos continúa el plan de privatizaciones, y se avanzará con la terminal de contenedores STS33, por poco más de 70 millones de dólares.

La planificación incluye:

  • Una terminal de graneles secos en Itaguá, Río de Janeiro.
  • Un puerto en Itajaí, Santa Catarina, una de las licitaciones más esperadas tras el fin de la concesión de APM Terminals en 2022.
  • El canal de acceso al puerto de Paranaguá, cuya obra será utilizada como modelo para licitaciones de profundización y mantenimiento de canales de acceso a buques de gran porte.