Brasil se apresta a licitar la primera concesión para el dragado de una vía fluvial: la hidrovía de Madeira, que conecta a los estados norteños de Rondônia y Amazonas.

Según publicó el portal Datamar, el ministro de Puertos y Aeropuertos, Silvio Costa Filho, anunció el miércoles que el gobierno federal dará a conocer esta semana “la primera concesión de una vía fluvial, que atraerá inversiones por casi 920 millones de dólares” para la hidrovía de Madeira.

Luego de la aprobación del modelo de concesión por parte del ente regulador, la Antaq, se estima que el contrato -que tendrá 12 años de vigencia- ascenderá a los 20,5 millones de dólares, que se multiplicarán en inversiones desarrolladas a la vera de la hidrovía.

La hidrovía de Madeira comprende una una sección de 1075 kilómetros del río homónimo, entre los estados de Rondônia y Amazonas, y será vital para el transporte de la producción agrícola en los Estados de Mato Groso (al centro de Brasil) y Rondônia.

“Esta es una vía fluvial esencial. El tráfico de embarcaciones en esta vía fluvial ha crecido sustancialmente debido a la expansión del cultivo de soja y maíz en la región centro-oeste”, dijo en un comunicado el director de Antaq, Wilson Lima Filho.

Inversiones públicas

A su vez, el ministro Costa Filho aseguró que se espera que el sector portuario reciba más de 1800 millones de dólares en inversiones durante 2024, “un aumento significativo con respecto a los poco más de 82 millones de dólares en inversiones públicas recibidas por el sector en 2022”.

En una reunión organizada por la Confederación Nacional de Transportes (CNT), Costa Filho también destacó que el sector de la aviación recibirá también fondos por 1800 millones de dólares en los próximos 5 años: “A pesar de todas las dificultades y disputas políticas, somos testigos del progreso de Brasil hacia el desarrollo y el crecimiento económico”, afirmó el ministro.

Costa Filho destacó la reducción de la tasa de desempleo en el país desde que asumió Lula. “Al comienzo la tasa de desempleo era del 9%, que desde entonces ha disminuido al 7,5%, la tasa más baja desde 2014”, dijo, tras destacar que Brasil ya cuenta con más de 100 millones de trabajadores empleados formalmente.