En la primera subasta de la serie 2 de los bonos para el pago de deudas de importaciones de empresas mipymes, el Banco Central recibió 349 ofertas y adjudicó valores negociables por US$ 271 millones.

Para la primera licitación, se habían ofertado US$ 500 millones, por lo que la colocación alcanzó el 54% de lo ofrecido, o poco más del 13% del total de la serie (que alcanza los US$ 2000 millones). 

Esta primera etapa alcanzó al segmento de empresas chicas con deudas registradas en el padrón. En adelante, alcanzará a todo el universo importador y, si la demanda supera el monto ofertado, tendrán prioridad los primeros US$ 500.000 demandados por cada empresa y luego se prorrateará el remanente. 

Recordamos que el BPJ25, la denominación financiera de la serie, cotiza en el mercado secundario pero no pagará intereses y devolverá el capital mensualmente a partir de julio de este año hasta junio de 2025, permitiendo el acceso a las divisas en un plazo relativamente corto.