fbpx

CAF (Banco de Desarrollo de América latina) y la región de América latina y el Caribe del Banco Mundial anunciaron durante la COP26 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), que se desarrolla en Glasgow, que trabajarán de manera conjunta con el fin de poner en marcha planes y estrategias contra el cambio climático y proteger la biodiversidad en la región.

Mediante un comunicado, las entidades explicaron que esa asociación fortalecerá el apoyo a los países de América latina para que puedan alcanzar sus Contribuciones Determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), así como los objetivos del Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad Post-2020. Se incrementará en ese contexto el financiamiento verde a la región para mejorar su capacidad de adaptación ante el cambio climático, reducir emisiones y hacer más sostenibles los ecosistemas.

Objetivos

Se explica que la asociación apunta a:

  • Identificar y priorizar las oportunidades de colaboración entre las dos instituciones con el fin de tomar medidas de alto impacto que beneficien el clima y la biodiversidad de la región.
  • Impulsar el crecimiento resiliente para crear economías más verdes e inclusivas tras la pandemia de Covid-19.
  • Alentar a los países de América latina a modernizar y poner en marcha planes y estrategias para alcanzar sus NDC, con el fin de cumplir con el Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad.
  • Incrementar el financiamiento verde para la región.
  • Promover la participación del sector privado en la implementación y financiamiento de medidas que apoyen el Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad.
  • Favorecer medidas en sectores clave, incluidos agricultura, energía, bosques, agua, zonas costero-marinas, desarrollo urbano y ciudades sostenibles, así como gestión de riesgos ante desastres.
  • Mejorar la conservación de ecosistemas estratégicos para la región, incluidos el Amazonas, humedales, pantanos y zonas costero-marinas.

Energía solar. Imagen de Solarimo/Pixabay.

Economías verdes

“El cambio climático exige acciones inmediatas centradas en mitigar sus efectos potencialmente devastadores, mejorar la resiliencia ante los eventos relacionados con el clima y construir economías más verdes y sostenibles”, dijo Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

“Las acciones coordinadas y la cooperación hacia estos objetivos comunes redundarán en mejores y más rápidos resultados que beneficien a todos”, añadió.

Mitigación y adaptación

“América Latina y el Caribe debe responder a este llamado a la acción impostergable para potenciar todas aquellas medidas que apunten a la mitigación y adaptación ante el clima con el fin de asegurar una resiliencia oportuna a los efectos de la variabilidad climática extrema”, expresó Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del CAF.

“CAF y el Banco Mundial trabajarán de forma más estrecha y con el compromiso firme de mejorar las capacidades a nivel nacional y regional para lograr una recuperación verde más rápida tras el Covid-19 y promover un crecimiento sólido y sostenible en la región”, aseguró.

CAF

CAF es una institución financiera multilateral comprometida con mejorar la calidad de vida de todas las personas en América Latina y el Caribe.

El desarrollo sostenible y la integración regional son los pilares institucionales compartidos por los 19 países miembro (17 de América latina y el Caribe más España y Portugal).

CAF apoya a la región mediante operaciones financieras, así como articulación técnica y financiera de proyectos para el sector público y el privado, y apunta a convertirse en el Banco Verde de América latina. Por ello, recientemente se anunció que incrementará sus operaciones en línea con los objetivos climáticos y de biodiversidad de la región, hasta alcanzar el 40% de todas las operaciones aprobadas anualmente en forma de financiamiento verde para 2026.

Banco Mundial

El Grupo del Banco Mundial (GBM) es una de las fuentes de financiamiento y conocimiento más grandes a nivel mundial para los países en desarrollo.

Desde el inicio del Covid-19 comprometió más de US$157.000 millones para combatir los impactos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia, la respuesta más rápida y de mayor envergadura ante una crisis de su historia.

El financiamiento está ayudando a más de 100 países a fortalecer su preparación ante casos de pandemia, proteger a los pobres y resguardar empleos, y poner en marcha sin demora una recuperación respetuosa del clima.

En América latina y el Caribe, el GBM destinó una cifra récord de US$29.000 millones desde el comienzo de la crisis (1 de abril de 2020) y a lo largo del año fiscal 2021 (que finalizó el 30 de junio de 2021) con el fin de contener el impacto de la pandemia, además de ayudar a la región a responder a desafíos como huracanes y flujos migratorios.