La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) introdujo modificaciones al régimen de control de las operaciones de tránsito terrestre de importación de mercaderías en todo el territorio nacional, denominado ISTA (Iniciativa de Seguridad en Tránsito Aduanero).

Entre los principales cambios introducidos, los prestadores habilitados a constituir garantías en favor de la AFIP por 1 millón de dólares.

El régimen refiere al control no intrusivo y seguimiento satelital en tiempo real de las mercaderías de importación que se encuentren en tránsito, cuyo monitoreo realiza la Aduana a través de la información brindada por los precintos electrónicos de monitoreo aduanero (PEMA) colocados en los contenedores, y fue creado en 2010 cuando Ricardo Echegaray estaba al frente de la AFIP.

A través de la resolución general 5451/23 y a partir de la “experiencia recogida” la AFIP y la Aduana consideran necesario “adecuar las exigencias requeridas a fin de establecer un criterio estandarizado de seguridad de los datos que son reportados por los dispositivos y utilizados para las tareas de monitoreo y control, así como modificar los requisitos tanto para el registro de Prestadores ISTA y para el empadronamiento de los dispositivos PEMA”.

Sanciones y garantías

La norma modificará las “garantías de actuación exigidas” a los prestadores en función del “bajo grado de siniestralidad” que se registró con el sistema de monitoreo, pero establece además un marco sancionatorio ante incumplimientos de los mismos. 

En relación con las garantías ante incumplimientos, además de los vehículos afectados, la norma establece que los prestadores “deberán constituir garantías de actuación a satisfacción de esta Administración Federal”. Ante un siniestro se ejecutará primero la garantía del prestador ISTA y luego la ejecución sobre el transportista.

Revalidación

Asimismo, será la AFIP/Aduana la que indicará a cada prestador qué tipo de dispositivo PEMA deberá utilizar en función de la operación, medio de transporte y zona geográfica. La Dirección de Reingeniería de Procesos Aduaneros, a cargo de Maximiliano Luengo, estará a cargo del análisis de los dispositivos, su control de calidad, y la certificación de la readecuación de los PEMA, si fuera necesario.

En rigor, cada año, se deberá revalidar el cumplimiento de los requisitos para la habilitación de los PEMA y del prestador ISTA propiamente dicho. 

Por último, dentro de los 15 días de entrada en vigencia de la resolución, los prestadores ISTA habilitados deberán constituir garantías de actuación ante la AFIP por 1 millón de dólares.