fbpx

Mientras aumentó la oferta de metros cuadrados disponibles en centros logísticos de la región metropolitana de Buenos Aires, por la finalización de proyectos iniciados en 2017, el índice de vacancia en estas superficies trepó al 10,8% en el segundo semestre de 2018 (un 2,4% más que en la primera mitad del año).

Es una de las principales conclusiones que arroja el último informe del Departamento de Investigación de Mercado que realiza regularmente la empresa de servicios inmobiliarios corporativos Cushman & Wakefield, que advierte además “un crecimiento de la superficie disponible del 36,9%”.

“El inventario de centros logísticos -señalan los especialistas- continuó creciendo durante la segunda mitad del año pasado. A pesar del complejo contexto económico, la producción de nuevos centros premium se mantuvo activa y se finalizaron proyectos comenzados en 2017 que alcanzaron los 107.000 m2, cifra que supuso un incremento del 6% respecto del primer semestre”.

Según Karina Longo, gerenta de la división en Cushman & Wakefield, en 2018, la apuesta de los desarrolladores encarada en 2017 “se refleja no sólo en el crecimiento del inventario, sino también en el índice de vacancia, ya que el débil contexto económico actual derivó en una moderación de la demanda, que no acompañó a la absorción de la nueva superficie entrada al mercado”.

Por zona

La zona sur es en donde se registró un incremento mayor de metros cuadrados vacíos (+5,6%), por la nueva oferta de 66.500 m2 en Sarandí, Ezeiza y Spegazzini.

En tanto, el sudoeste creció un 13,2% en el segundo semestre de 2018. “La disponibilidad de tierra en parques industriales, junto a los servicios y beneficios fiscales que ofrecen, son factores que impulsan el desarrollo de depósitos clase A dentro de estos predios”, agregó Santiago Isern, broker senior de la compañía.

A su vez, la zona norte, en el área denominada “Triángulo San Eduardo” también continuó en expansión (+4,4%), exclusivamente en tierras por construir por parte de los grandes operadores del sector, explicaron desde la compañía.

Valores

En cuanto al precio de los alquileres, medidos en dólares, se observó una caída producto de la débil actividad económica actual y a la devaluación.

“Al cierre del segundo semestre, el precio de renta continuaba a la baja y mostraba un retroceso del 9% respecto del semestre anterior, situándose en US$ 6,6 mensuales por metro cuadrado”, indicaron.

El estudio advierte, por último, que los indicadores reflejan “un contexto económico frágil” y menciona el objetivo oficial de impulsar el crédito privado y la inversión, para lo cual “se espera una progresiva reducción de la tasa de interés, sin llegar a desestabilizar el mercado cambiario frente a la pérdida de atractivo de los depósitos en pesos”.

Mapa de los centros logísticos

Crédito: Cushman&Wakefield