fbpx

El presidente del directorio de la Empresa Portuaria San Antonio, Franco Brzovic, dijo que habrá “problemas” si el primer sitio del lado mar del Puerto de Gran Escala (PGE) o Puerto Exterior no
inicia su funcionamiento en el tercer trimestre de 2030.

Brzovic lo sostuvo en un webinar organizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura, indicando que las previsiones hechas por organismos privados y públicos son claras respecto de las proyecciones de demanda, a pesar del actual contexto nacional y mundial dada una economía deprimida y, además, golpeada por la pandemia.

“Nosotros hemos chequeado las cifras por todos lados y la capacidad de crecimiento del movimiento de carga en Chile a través de los puertos es bastante asertiva, no sólo organismos públicos, sino privados de los que hemos tomado la información y si no cumplimos las etapas del Puerto Exterior para llegar con el primer sitio sector mar funcionando el tercer trimestre del año 30, vamos a tener problemas y eso va a significar mayor costo para el país”, señaló.

El presidente de la estatal remarcó, por otro lado, que el Puerto de San Antonio es el único del sistema portuario público chileno con todos sus sitios licitados con la reciente concesión del Sitio
9 Policarpo Toro.

Confirmado y ratificado

El proyecto de Puerto Exterior de San Antonio fue confirmado por la presidenta Michelle Bachelet el 17 de enero de 2018, descartando la opción de Valparaíso que, hasta ese momento, “competía” por ser sede de la megaobra que fue ratificada por el presidente Sebastián Piñera, quien el 1 de junio de ese mismo año aseguró que en su mandato se iniciaría la construcción.

En términos generales, el nuevo Puerto Exterior se ubicará al sur del puerto actual, especializándose en la transferencia de contendedores.

Su diseño contempla la construcción de dos terminales con una longitud de 1,73 kilómetros cada uno permitiendo el atraque simultáneo de cuatro portacontenedores de 400 metros de eslora con un área de respaldo suficiente para operar hasta 3 millones TEU anualmente.

El diseño, a su vez, incluye un canal de acceso y el dragado del vaso portuario y el puerto interior para garantizar el ingreso de las naves, incluso en condiciones climáticas muy exigentes.

Fases

La construcción del Puerto Exterior sería desarrollada en fases permitiéndole a Puerto San Antonio agregar una capacidad adicional de 6 millones de TEU/año, pudiendo alcanzar una capacidad máxima de 9 millones de TEU / año.

El complejo, además, será protegido por un rompeolas de 3,9 kilómetros, convirtiéndose en el segundo de mayor extensión en América Latina después del molo que abriga las aguas del nuevo Puerto de Veracruz, en México y que tiene poco más de 4 kilómetros.

El proyecto ingresó, en mayo de este año, en la fase del estudio de impacto ambiental, tramitación que -por la pandemia- se encuentra suspendida hasta el 25 de octubre, por lo que el proceso se
retomaría a partir del 26 de ese mismo mes de no haber una prórroga.