fbpx

Chile logró interconectar sus sistemas con los de los Países Bajos para así lograr el intercambio de los certificados fitosanitarios correspondientes a los productos de origen vegetal comenzando así una etapa de operación sin papeles.

Luego de un largo trabajo colaborativo, de al menos 8 años entre los organismos sanitarios de ambos países, el director nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) chileno, Horacio Bórquez, realizó el anuncio sobre el acuerdo logrado con los representantes del Netherlands Food and Consumer Product Safety Authority (NVWA) “para avanzar en materias relacionadas al eCert, en las cuales Holanda es uno de los líderes a nivel mundial y del cual hemos aprendido mucho”.

“En 2012 empezamos a trabajar en el intercambio de certificados fitosanitarios y zoosanitarios a través de la Plataforma CMS, gracias a la fluida relación de cooperación que mantenemos con ellos, lo que nos sirvió para cumplir con exigencias de mercados como China y la Unión Económica Euroasiática”, indicó el funcionario.

Plan de trabajo bilateral

Luego, en agosto de 2019, el SAG y NVWA firmaron un plan de trabajo bilateral para llevar el intercambio de datos un paso más allá, buscando alcanzar la certificación electrónica sin papeles para certificados fitosanitarios.

Tras un año de ajustes técnicos para lograr una adecuada conexión, ya está funcionando entre ambos países. Este logro, sumado al paperless alcanzado durante este año con la Unión Europea, Estados Unidos, Colombia, Argentina y Perú para productos vegetales, sitúa a Chile en una posición de privilegio en el mundo respecto al desarrollo de la certificación sanitaria electrónica.

Entre los productos más exportados desde Chile a Países Bajos, durante la temporada 2019-2020, están las paltas, la uva y las manzanas, siendo el principal puerto de ingreso a Europa el terminal de Rotterdam.