fbpx

Las exportaciones brasileñas en contenedores reefer crecieron un 6,9% entre enero y septiembre de 2020 en comparación con el mismo período de 2019 de acuerdo con un informe de Datamar.

Según la consultora con base en Brasil, en el lapso bajo estudio, la Argentina registró un crecimiento del 4,9%, mientras que Uruguay tuvo una merma del 0,5%. En tanto, el crecimiento consolidado de la región, incluyendo a Paraguay, tuvo un aumento del 6%.

“Las exportaciones de proteína animal, principalmente a China, presionaron el mercado de contenedores refrigerados. China, que vio caer su suministro de carne de cerdo a sus niveles más bajos con la gripe porcina africana, fue el principal destino de las exportaciones a través de contenedores refrigerados de Brasil y desde el Río de la Plata, con 164.189 TEU exportados durante el período, seguida de Holanda, con 46.560 TEU”, destacó el informe.

Productos

El producto más exportado fue la carne aviar, tanto fresca como refrigerada y congelada, con 241.072 TEU exportados (-1%), seguido de la carne vacuna congelada, con 132.087 TEU (+12%).

No obstante, la consultora destacó que el mayor incremento fue el de la carne porcina, con un 57% de incremento en el período, y embarques refrigerados por 46.620 TEU.

“El crecimiento de las exportaciones a través de contenedores refrigerados y la caída de las importaciones por el debilitamiento de la economía provocado por el coronavirus y el alto precio del dólar provocaron un desequilibrio en la disponibilidad de contenedores en general”, advirtió Datamar.

La consultora citó el ejemplo del mayor buque portacontenedores que atracó completo en puertos brasileños: el APL Paris, que recaló en Itajaí cargado de contenedores refrigerados para abastecer el mercado. El buque tiene 347,4 metros de eslora y 45,2 metros de manga, y una capacidad de bodega de hasta 10.798 TEU.

Impacto

La falta de equipos provocó una caída de las exportaciones de carne brasileña a los países árabes, que habían incrementado sus importaciones un 200% en los últimos 10 años: en los primeros 9 meses del año, los embarques de carne a esos mercados retrocedieron un 30% y los de carne aviar lo hicieron en un 18,5%. “Los pedidos colapsaron debido a la logística global interrumpida por la pandemia y el enorme poder adquisitivo de China”, indicaron.

Dado que Brasil importa menos productos del mercado árabe, los barcos regresan vacíos, sumando costos a los ya inflados por la caótica logística impuesta por la pandemia. Si bien no se dispuso de buques refrigerados para transportar carne, en el puerto de Shanghai se dejaron contenedores para este tipo de carga.


Fuente: Datamar