En un clima cordial, pero directo, la Argentina y Paraguay se sentaron a tratar una vez más el tema el cobro del peaje en el tramo norte de la vía navegable troncal y las obras que realiza la Argentina para justificar la percepción del servicio.

Ambas partes dejaron en claro su postura. Por el lado de la Argentina, que no se seguirá invirtiendo en un servicio que usan los privados, lo que configura un subsidio. Por el lado de Paraguay, que las obras que se realizan y por las que se les cobra una tasa no cuentan como un servicio porque no son las que ellos necesitan. 

En este marco, la Administración General de Puertos (AGP) -sociedad del Estado concesionaria del mantenimiento de la vía navegable troncal- informó que se avanzó en un acuerdo con Paraguay.

Reunión en la AGP

Mariano Vergara, subsecretario de Asuntos Americanos de la Cancillería, y Gastón Benvenuto (APG), encabezaron la reunión

Así lo informó el organismo que interviene Gastón Benvenuto, tras una reunión en su sede con autoridades de las cancillerías argentina y paraguaya, y referentes del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (CAFyM), la Comisión Permanente de Transporte de la Cuenca del Plata (CPTCP) y la Cámara Paraguaya de Terminales y Puertos Privados (CATERPPA).

Según trascendió, las autoridades compartieron la visión de que hay que mejorar la navegabilidad de la Hidrovía así como también la prerrogativa de los Estados de cobrar tasas retributivas por servicios efectivamente prestados.

Bases

Se acordó establecer las bases para adecuar y optimizar los servicios requeridos y su cobro, así como profundizar los mecanismos actuales de consultas entre usuarios privados y la Administración General de Puertos Sociedad del Estado, a través de una mesa de trabajo técnica que se reunirá periódicamente.

A pesar de las posturas iniciales, quedó en firme el compromiso político de ambos países de resolver definitivamente el tema, que traba la solución de otros pendientes en la agenda bilateral.