Mientras sigue relamiéndose las heridas de la pandemia -que lo hundió en la mayor crisis de su historia-, el sector aéreo aggiorna su agenda al nuevo contexto al incorporar nuevas temáticas (como el uso del blockchain) y profundizar otras (como la sostenibilidad).

Eso quedó en claro durante el ALTA Aviation Law Americas 2022, que se realizó entre el 14 y 16 de septiembre en Río de Janeiro.

Considerado como la “piedra angular” en la ruta para el cumplimiento de los objetivos ambientales que se planteó la industria aérea para alcanzar cero emisiones netas en 2050, el combustible sostenible de aviación (SAF, por sus siglas en inglés), fue uno de los protagonistas del encuentro organizado por la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA).

Durante las reuniones, se puso énfasis en que más allá de la cuestión ambiental, el SAF es un potente motor económico con perspectivas de generar importantes aportes socioeconómicos en el corto, mediano y largo plazo para los países de la región.

Generar las condiciones adecuadas

En América latina y el Caribe, el desarrollo de una industria productora de SAF requiere de la cooperación entre Estados e industria privada, y de un marco regulatorio eficiente, y con seguridad jurídica para atraer las inversiones, dijeron los expertos.

El primer panel de la conferencia estuvo dedicado a SAF, con la participación de Erasmo Batistella, CEO de Bsbios (empresa brasileña nacida en 2005, actualmente la mayor productora de biodiésel de Brasil), y Johanna Cabrera, Subgerente de Sustentabilidad de la aerolínea Latam, con la moderación de Pedro de la Fuente, Gerente Senior de Asuntos Externos y Sostenibilidad de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés).

Los especialistas debatieron sobre los avances del sector privado en el despliegue de los SAF, las cifras de crecimiento económico derivado de esta industria, las políticas públicas necesarias para atraer inversiones, la demanda existente y proyectada de las aerolíneas y las perspectivas para los próximos años.

Los expertos coinciden en señalar que América latina es la que tiene el mayor potencial de producir SAF (el combustible sostenible de aviación) en el mundo. Sin embargo, aún carece de las infraestructuras necesarias y del marco jurídico para establecer una industria productora que satisfaga la demanda local e incluso exporte el combustible sustentable a otras latitudes, advierten. Imagen de dominador en Pixabay.

Potencial brasileño

“La transición de combustibles basados en hidrocarburos hacia SAF requiere crear desde la base una cadena de producción y distribución. Previamente, es necesario el trabajo alineado industria-gobierno, el cual es crítico para lograr políticas eficientes, pues es necesario tener certeza jurídica que permita inversiones y el desarrollo de infraestructuras que generen competitividad. La región cuenta con toda la materia prima necesaria y la capacidad de generar los empleos necesarios para lograrlo. Por ejemplo, Brasil tiene el potencial con sus materias primas de abastecer más del 30% de la demanda global de SAF para 2030. Es una gran oportunidad que no podemos desaprovechar”, dijo José Ricardo Botelho, Director Ejecutivo & CEO de ALTA.

Debut en Paraguay

Battistella, CEO de Bsbios, compartió luego los detalles de la que será la primera planta de SAF en América latina y Caribe, en Paraguay.

Según dijo, se proyecta una producción de 20.000 barriles diarios, con un capex estimado de 1100 millones de dólares a partir de 2025, con materias primas aceite de soja, aceite reciclado y grasa animal.

Battistella destacó que es fundamental revisar las legislaciones sobre las materias primas y tener una certificación única en todos los países, ya que de lo contrario se encarece el precio del SAF y dificulta su acceso.

Luego, destacó la importancia de la seguridad jurídica y el acceso a capital como claves para que haya inversiones en la región.

“Paraguay ha ofrecido las mejores condiciones tributarias y de competitividad para la exportación. Esta región tiene todas las materias primas como ninguna otra y debemos trabajar autoridades e industria para tener las condiciones que permitan el desarrollo de la industria en nuestros países”, concluyó Battistella.

Metas en común

En el ámbito de la transición energética, la industria aérea y los gobiernos persiguen metas en común: la total descarbonización de las operaciones aéreas y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, dijo ALTA mediante un comunicado.

De acuerdo con ICF, miembro de ALTA, la industria global de aviación necesitará entre 330 y 445 millones de toneladas de SAF por año, el equivalente a 180.000 piscinas olímpicas, aunque en la actualidad, la producción de SAF es menos del 0.01% del consumo global de combustibles jet.

“La industria de la aviación es una característica vital de nuestro mundo moderno y globalizado, sirviendo de conducto esencial en el comercio mundial y el desarrollo económico. Sin embargo, estos beneficios de conectividad crean un desafío medioambiental. Si bien el sector de la aviación reconoce la creciente y urgente necesidad de que la sociedad aborde el reto global del cambio climático, también desempeña un papel vital en la promoción del desarrollo sostenible y debe seguir siendo segura, asequible y accesible para garantizar la movilidad de forma equitativa a todos los sectores de la sociedad. Por ello, necesitamos el apoyo de los gobiernos para asegurar la adopción de un objetivo de largo plazo durante la próxima asamblea de la OACI para la implementación de una política armonizada y objetivos comunes en nuestra meta de descarbonización”, dijo Pedro de la Fuente, Externals Affairs & Sustainability de IATA.

Del potencial a la realidad

Los expertos coinciden en señalar que nuestra región es la que tiene el mayor potencial de producir SAF en el mundo. Sin embargo, aún carece de las infraestructuras necesarias y del marco jurídico para establecer una industria productora que satisfaga la demanda local e incluso exporte el combustible sustentable a otras latitudes, advierten.

Johanna Cabrera, Subgerente de Sostenibilidad de Latam Airlines, destacó en su intervención la urgencia de políticas públicas que contribuyan a generar incentivos y seguridad jurídica para apalancar las inversiones necesarias para el desarrollo de una industria productora de SAF en la región.

“Latam buscará que para 2030, el 5% del combustible empleado sea SAF, una medida importante que acompaña otras iniciativas como las medidas operacionales y compensación de emisiones de alta calidad”, contó.

Cabrera también dijo que como industria es necesario asegurarse de que la transición energética sea eficiente y se cuiden los precios de modo que no se incrementen las tarifas de los pasajes aéreos, que desde hace años la industria viene reduciendo a través de medidas operacionales y otras iniciativas.

Transacciones tockenizadas

Durante el primer día del ALTA Aviation Law Americas, Santiago Balbi, Asesor Legal de la empresa TravelX  compartió con los asistentes una presentación sobre el modelo de negocios basado en blockchain para la industria aérea.

TravelX, pionera en desarrollar soluciones comercializables para la aviación basadas en la tecnología blockchain, plantea la distribución de productos aéreos o de tickets como tokens no fungibles (NFT por su sigla en inglés). Imagen de Tumisu en Pixabay.

La compañía, miembro de ALTA desde abril de 2022 y pionera en desarrollar soluciones comercializables para la aviación basadas en la tecnología blockchain, plantea la distribución de productos aéreos o de tickets como tokens no fungibles (NFT por su sigla en inglés).

Argumentan que se trata de soluciones que brindarán más eficiencia e inmediatez a operaciones de compra, reembolsos, cancelaciones o cobro de seguros, mejorando exponencialmente la experiencia de usuario y generando eficiencia y rentabilidad a líneas aéreas.

El próximo paso

Aunque hablar de blockchain pueda parecer aún ajeno a la industria aérea, Balbi aseguró que esa tecnología será, sin lugar a duda, la siguiente evolución de internet y de los negocios, tal como lo fue la web 1 y web 2 en su momento.

“En TravelX somos pioneros en la aplicación de la tecnología blockchain con fines 100% transaccionales para la industria de los viajes, es decir, buscamos ayudar a optimizar el proceso de venta y posventa de una línea aérea mediante esta nueva tecnología. Distribuyendo sus tickets como NFTickets, cualquier línea aérea podrá ofrecer a sus clientes un mejor producto, más flexible, generando, al mismo tiempo, fuertes mejoras en la eficiencia, garantizando la trazabilidad y el revenue mediante la configuración de los smart contracts”, dijo Francisco Vigo, Chief Commercial Officer de TravelX.


Imagen de portada: Gerd Altmann en Pixabay