La consultora especializada en servicios inmobiliarios para el rubro de la logística, Cushman & Wakefield, publicó su reciente informe sobre la evolución del mercado para el primer trimestre, donde destacó que “la demanda se reactivó” y que “tanto la absorción como el precio se incrementaron”.

“Este repunte puede atribuirse a que, en períodos anteriores, la incertidumbre electoral había provocado una disminución de estos indicadores. Por otro lado, las empresas que se ven favorecidas por el contexto actual están experimentando procesos de expansión”, explicaron.

Al fundamentar la observación, subrayaron que la vacancia en el período cerró en 5,7%, cifra que se ubicó por debajo de la del trimestre anterior en 0,5 puntos de la mano de una absorción del mercado de 53.170 m².

“El indicador de precio promedio pedido cerró en 7,74 dólares por metro cuadrado, manteniendo la tendencia alcista que se inició en el trimestre anterior. Considerando el crecimiento del inventario, este aumento refleja la fortaleza de la demanda”, explicaron tras destacar que “en depósitos premium (clase A+), los valores pedidos pueden llegar a 8,7 dólares”.

El trabajo señala que a pesar de la devaluación interanual del tipo de cambio del orden del  del 329%, la variación acumulada del primer trimestre fue de tan solo 5,9%.

“Se observa una desaceleración de los índices CEDOL y CAC: en diciembre, este último había aumentado un 33,38 %, mientras que el incremento de febrero fue de apenas 8,7%”, añadieron.

Lucas Desalvo, broker Industrial, dijo que “la mayoría de los desarrolladores utilizaron todos los espacios disponibles para construir naves en ubicaciones estratégicas, por lo que la adquisición de tierras se convierte en una oportunidad de negocio a largo plazo”.

“El stock de inmuebles logísticos en Buenos Aires es limitado. Ante la volatilidad del mercado, siempre es una buena opción contar con espacios de calidad para poder satisfacer las necesidades repentinas de
los ocupantes, más allá de una caída momentánea de la demanda”, subrayó.

Por su parte, Rafael Valera, broker director, manifestó: “El radio de 30 a 45 km tiene una vacancia de 5,3% y presenta el precio más alto del mercado con espacios libres: 7,9 dólares por m². Sin embargo, en la zona de última milla (radio de 0 a 15 km), donde no hay superficie disponible, los valores de alquiler alcanzan los 12 dólares”.