fbpx

La compañía belga especializada en obras de infraestructura marítima, dragados e ingeniería civil anunció la finalización de la instalación de la primera turbina del parque eólico marino Taiwan Power Company (TPC), ubicado a ocho kilómetros, mar adentro, de la costa oeste de Fangyuan.

La obra en alta mar fue realizada por el buque Taillevent, que instaló la primera turbina Hitachi resistente a los habituales tifones de la región. Una vez completada esta operación, se llevará adelante el proceso de puesta del servicio, junto con la terminación final del cable submarino dentro de la torre. 

Energía en el mar

El parque eólico marino de Taiwan comprenderá un total de 21 turbinas eólicas de 5,2 mw, cada una instalada sobre los cimientos anclados al lecho marino por cuatro pilas de pasadores de acero.

“La exitosa instalación de la primera turbina eólica en el primer parque eólico marino de TPC es un logro notable y el resultado de la buena cooperación entre Jan De Nul y Hitachi. Nunca perdimos de vista nuestros objetivos, incluso en estos tiempos de COVID-19 sin precedentes. Esperamos producir energía verde en Taiwan”, explicó Philippe Hutse, director de la División Offshore de Jan De Nul Group.

Contrato

TPC otorgó el contrato “Proyecto de Fase 1 del Parque Eólico Marino – Demostración” al Consorcio Jan De Nul-Hitachi el 13 de febrero de 2018.

La compañía es responsable del diseño, fabricación e instalación de los cimientos, la instalación de las turbinas eólicas, el suministro y la instalación de los cables en tierra, así como la actualización de una subestación eléctrica.

La compañía belga manifestó su interés de exportar su know how en la industria de las energías verdes y plataformas off shore en otros mercados, y oportunamente manifestó el potencial con el que cuenta la plataforma marítima argentina para explorar los beneficios de la energía eólica off-shore.