La Administración Nacional de Navegación y Puertos del Paraguay comenzó con los trabajos de dragados de emergencia a lo largo de 200 metros a la altura del kilómetro 60 del río Paraguay. Se trata de uno de los puntos más críticos que impide la navegación en estos momentos, informó el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones paraguayo (MOPC).

Al menos 12 embarcaciones están demoradas aguas abajo de Pilar, y otras 18 aguardan en la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay

El inconveniente está en la denominada Vuelta Queso, que se encuentra entre las ciudades de Pilar y Humaitá, al sur de la desembocadura en el río Bermejo, que se forma por el relleno de la Cordillera de los Andes y arrastra los demás sedimentos hasta desembocar a su vez en el río Paraguay.

Esto se determinó luego del levantamiento batimétrico (estudio de las profundidades) realizado en la zona. También en los demás tramos adjudicados se están haciendo las mediciones correspondientes y muy pronto iniciarán los trabajos.

Áreas

Cabe recordar que el dragado abarcará tres frentes o lotes. El primero comprende el río Paraguay desde la confluencia con el río Paraná hasta el km 387, y está a cargo de la empresa Ingeniería de Topografía de Caminos S.A. (T&C S.A.); el Lote 2 comienza en el km 387 y va hasta el km 704 donde la firma Terminal Occidental S.A. (TOSA) es la protagonista y, finalmente, el Lote 3, desde el km 704 hasta la confluencia con el río Apa, lo ejecutará la contratista Artes y Estructuras S.A.

En los tres sectores se prevé un estimado de extracción de entre 1.500.000 m³ y 2.000.000 m³ que serán removidos del lecho del río en un periodo de 36 meses a los efectos de mejorar la navegabilidad de la vía fluvial más importante del país.

Iniciativa privada

Por otra parte, Paraguay cuenta con un proyecto presentado por iniciativa privada por la compañía belga Jan De Nul para el dragado y mantenimiento de 537 kilómetros del río (entre Asunción y el río Apa, en Brasil), que le daría a la navegación comercial la fluidez que hoy carece, tras una inversión de más de 110 millones de dólares.

Esta propuesta, que no obstante, no incluye la zona hoy más afectada, donde deberían empezar a operar las tres empresas contratadas por Paraguay.


Imagen de portada: Paraguay Fluvial