La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), institución que agrupa a la totalidad de los gremios cuyos afiliados trabajan en el Puerto Buenos Aires (salvo por el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos, SUPA, que reúne a los estibadores) realizaron el jueves último una asamblea informativa donde analizaron el anteproyecto del pliego de licitación de la nueva terminal única de contenedores.

El secretario administrativo de Fempinra y titular del Sindicato de Guincheros, Roberto Coria, recordó que la postura sindical fue “incluir a los trabajadores de planta permanente, a los tercerizados y a los fuera de convenio, porque hay compañeros gastronómicos, de vigilancia y los camioneros que prestan servicios indirectos, así como también los 60 choferes que están abajo del gancho, en Terminal 4”.

Coria recordó que la postura del Gobierno “sólo se limitó al listado de 1543 trabajadores” pero indicó que tras conocer el anteproyecto del pliego “nos encontramos con el artículo 19 que dice que cualquier terminal adjudicataria podrá tomar el personal que considere necesario e idóneo. Nada tiene que ver con el listado presentado”, aseveró.

El artículo 19 trata de la “Responsabilidad del personal” y establece: “El adjudicatario del presente contrato de concesión, deberá contar con el personal idóneo suficiente para garantizar los estándares de servicios exigidos en el presente pliego, para lo cual deberá celebrar los acuerdos que considere necesario para tales fines”.

“Lamentablemente, es una nueva cachetada a la realidad portuaria. Pedimos que se respete la totalidad de los trabajadores, las condiciones (preexistentes) de ingreso de los trabajadores y que por dos años no hayan despidos sin justa causa hasta que se defina el nuevo puerto. Ninguno de estos puntos aparecieron en el pliego, a pesar de todas las reuniones realizadas”, dijo Coria.

Durante la presentación a la prensa del plan de modernización del Puerto Buenos Aires, el interventor de la Administración General de Puertos (AGP, entidad de control de los concesionarios de las terminales de contenedores de Puerto Nuevo), Gonzalo Mórtola señaló: “Contemplamos a todos los trabajadores. Los pliegos de los 90 contempla (que al fin de las concesiones habrá) indeminzaciones. Algunos querrán seguir, otros no, y habrá un requerimiemiento por parte del Puerto”.

“No estimamos una baja, el negocio está armado para los 1543 (trabajadores) e incluye a los tercerizados. Fueron los gremios los que plantearon ir (a negociar) con el nuevo operador y no estipularlo en el pliego”, manifestó Mórtola.

Actas y convenios colectivos

Por su parte, Raúl Lizarraga, secretario de Asuntos Portuarios y Vías Navegables de Fempinra y titular del Sindicato de Apuntadores Marítimos (Seamara), agregó que “se están incumpliendo las actas que firmamos con el Estado” y agregó que mantuvieron una reunión con el nuevo secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, quien se comprometió a “realizar gestiones y nos pidió 72 horas”.

“No queremos gestiones, sino que se cumplan las actas. El tema no está resuelto y tenemos la posibilidad de realizar un recurso de amparo, porque las actas firmadas tienen validez jurídica”; explicó Lizarraga.

Asimismo, Coria destacó que el tema de la totalidad de los trabajadores incluidos no fue el único punto de disenso con la AGP, sino que, sobre todo, el tema más ríspido tuvo que ver con los convenios colectivos con el futuro nuevo operador.

Coria dijo que la Fempinra manifestó que si algunos de los actuales operadores (Terminales Río de la Plata, Terminal 4 y Bactssa) resultara el adjudicatario, se adoptarían los actuales convenios colectivos que rigen en la actualidad en dicha terminal, “y los trabajadores de otra terminal deberán adaptarse”.

“Ellos (por la AGP) nos querían inducir a que teníamos que discutir un convenio nuevo, con semiautomatización nueva. Lo que dijimos es que no se preocupen (por ese tema) que lo íbamos a discutir nosotros con el nuevo concesionario” porque “el Estado no está para discutir un convenio”.

“Tenemos un antecedente de un sistema laboral, de jornadas y condiciones (de trabajo plasmados en el convenio) 441. Ellos querían llevar a discutir todo de cero, y el convenio lo vamos a discutir en su momento con el nuevo concesionario.”

Las autoridades de Fempinra aseguraron que los equipos jurídicos presentarán “en tiempo y forma” las preguntas y planteos necesarios al anteproyecto, tal como establece la resolución que los publicó, y cuyo plazo vence el 3 de enero de 2019. También contemplan la posibilidad de realizar un amparo por lo que consideran el no cumplimiento de las actas firmadas con la AGP y no descartan movilizaciones.

Dejar un comentario