La directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Mercedes Gadea, dispuso hoy la conciliación obligatoria a partir de las 18 entre el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), y convocó a las partes a una nueva reunión para el próximo martes 22 a las 15.

El conflicto comenzó el viernes último con la decisión del SOMU de disponer el “trabajo a reglamento” a todos sus afiliados empleados en empresas agrupadas en FENA, consistente limitar la jornada laboral a 8 horas.

La medida fue denunciada por FENA ante la Secretaría de Trabajo como un “paro parcial” debido a la naturaleza de las operaciones de los buques tanto en navegación como en puerto, que requieren de labores las 24 horas.

Cumplidos los 5 días, la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria, en medio de acusaciones cruzadas entre la parte empresaria y la gremial.

FENA manifestó que, a un costo diario de US$ 30.000 por buque, “los 70 barcos parados acumularon pérdidas por 10,5 millones de dólares, sin contar las pérdidas ocasionadas a las terminales portuarias y al comercio exterior” en general, al tiempo que advirtieron que se puso en peligro “el abastecimiento de combustible y materias primas”.

El “trabajo a reglamento” declarado por el SOMU afectó a 24 buques tanque (que transportan hidrocarburos), 23 remolcadores de maniobra portuaria (de asistencia en la entrada y salida de los buques grandes a puerto), 15 remolcadores de empuje (los que mueven los trenes de barcazas en el río), 5 Supply (los de abastecimiento a las plataformas de petróleo ultramarinas), 2 portacontenedores y un buque granelero.

FENA advierte que el SOMU no suscribió los acuerdos que los otros 6 gremios embarcados firmaron, a pesar de que percibieron de todas maneras la recomposición salarial.

Apoyo gremial

Por su parte, el SOMU recabó distintas adhesiones a su medida de fuerza. La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), institución que agrupa a gremios de la actividad manifestó su solidaridad con el SOMU “ante el reclamo que vienen llevando en defensa de su convenio colectivo de trabajo, por la extorsión que vienen sufriendo para modificar el convenio a cambio de un aumento salarial que los perjudica y entregar todas las conquistas obtenidas y renunciar a las que pudieran obtener a futuro”.

Un planteo similar realizó el camionero Hugo Moyano, quien calificó de “extorsión inaceptable” la propuesta de la FENA, que fue en cambio aceptada por el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, quienes obtuvieron un 45% de recomposición salarial a cambio de una reducción del salario percibido durante los días francos, tal como comentó Trade News.

En tanto, el secretario general del SOMU, Raúl Durdos, denunció en una carta documento a una empresa que “es falso que no exista motivo válido para la medida adoptada por este sindicato y llevada adelante por los trabajadores (…) toda vez que desde el mes de octubre de 2018 usted, como empresa agrupada en FENA se niega a una justa recomposición salarial manteniendo la extorsiva postura, condicionando la recomposición salarial a la entrega de los convenios colectivos de trabajo”.

Desde la cartera laboral advirtieron que los sectores “no han logrado a la fecha a arribar a ningún acuerdo” en el espacio de diálogo y negociación abierto y promovido por el Gobierno, y señala que “resulta necesario que los sectores involucrados adopten una posición conciliatoria que permita dirimir el conflicto creado”.

“Seguiremos con la línea marcada por el Gobierno en pos de lograr la competitividad del sector (de la marina mercante)”, confiaron a Trade News desde FENA, en alusión a la mesa iniciada en el marco del Procedimiento de Reestructuración Productiva que apunta a reducir los costos laborales, sin afectar el salario, trabajando sobre la revisión de los convenios colectivos.

Un Comentario

  • Pedro dice:

    “Seguiremos con la línea marcada por el Gobierno en pos de lograr la competitividad del sector (de la marina mercante)”, confiaron a Trade News desde FENA, en alusión a la mesa iniciada en el marco del Procedimiento de Reestructuración Productiva que apunta a reducir los costos laborales, sin afectar el salario, trabajando sobre la revisión de los convenios colectivos.
    Todo este blabla, solo significa una cosa:
    PRECARIZACION LABORAL SRES!
    Sin agregar, que todo lo informado en cuanto a costos operativos son indicadores de un cese total de actividades cosa que hasta el momento no se realizó. Y en el tren de los mismo números sería bueno se indique también los deditos de las mismas operativas, por supuesto en dólares, lo que marca un gran margen frente a las remuneraciones del personal de MARINERIA, en pesos.
    Los costos fuertes, bien sabemos, surgen desde el fisco. Entonces por qué no ir en busca de una reducción impositiva ????

Dejar un comentario