fbpx

El ministro Mariano Vergara, director de Coordinación de las Comisiones Binacionales Vinculadas a la Cuenca del Plata, aseguró que la Cancillería continúa firme en su política negociadora con Paraguay para derogar la ley de reserva de cargas que mantiene el país vecino, que afecta a las embarcaciones de bandera argentina.

Durante el 14° Encuentro Argentino de Transporte Fluvial, el diplomático que integra el Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH), señaló que la ley paraguaya “va en contra de los compromisos asumidos al firmar el acuerdo de la Hidrovía”.

“Contradice el acuerdo bilateral (firmado entre la Argentina y Paraguay en 1067) y es una ley que restringe las posibilidades de navegar” en aguas compartidas. “Los barcos argentinos llegan cargados a Paraguay pero deben volver vacíos”, señaló, en alusión a la reserva de carga que Paraguay mantiene sobre la carga originada en sus puertos para buques de bandera de su país.

Vigencia

Vergara señaló además que “desde la firma del Tratado de Santa Cruz de la Sierra hay un compromiso de Paraguay de derogar (la reserva de cargas) pero se sigue aplicando”.

“Tenemos una hidrovía que en comercio y transporte está desbalanceada, por factores que se deben en gran parte a políticas, costos y una batería de deficiencias (por la parte argentina) pero también por leyes que limitan el comercio y no sientan las bases de un sistema de igualdad”, señaló.

“Cancillería tiene que estar atenta para asegurar la igualdad de condiciones”, afirmó el ministro, tras explicar que “al bajar vacíos los buques se desalientan las inversiones” de parte de los empresarios argentinos que, en su mayoría, mudaron las operaciones al Paraguay.

Waiver incumplido

Vergara reconoció además que “Paraguay admitió que es un obstáculo, y en junio pasado conseguimos que el gobierno paraguayo emitiera un waiver que eliminaba las trabas en el Alto Paraná”.

“No se cumple”, aseguró al respecto.

Dicho waiver dura 6 meses y, si bien se intentará renovarlo, “no es suficiente ni garantiza la base mínima para inversiones” de armadores argentinos.

Por otro lado se refirió al rol que le cabe a la Argentina en materia de capacitación de los tripulantes que navegan la hidrovía. “A fines de 2019 se aprobó un nuevo régimen (Reginave) que establece la igualdad de condiciones para homologar títulos”, señaló, al tiempo que ponderó la creación de la Agencia Federal de la Hidrovías Sociedad del Estado, porque “generará un gran campo de trabajo para el dragado compartido de los ríos internacionales Uruguay y Paraguay”.