fbpx

Días atrás, las cámaras que agrupan a los principales proveedores de servicios para el comercio exterior, reclamaron a la directora general de Aduanas, Silvia Traverso, que revise trámites administrativos de las áreas operativas en pos de impulsar la instrumentación del BL (documento de embarque) electrónico y eliminar la exigencia de que los agentes de transporte aduanero (ATA) deban firmar los BL.

El pedido obedece no sólo a la necesidad de cuidar a los empleados y apoderados de los despachantes de aduana, agentes de carga y agentes de transporte aduanero en medio de la pandemia, sino también para agilizar todos los procesos que revisten todavía de la necesidad de movilizarse y firmar papeles, cuando hay constancia electrónica de ello.

Instrucción operativa

“Necesitamos de manera urgente que la Aduana instruya a las áreas operativas que dejen de pedir la firma de los conocimientos de embarque, tanto madre como hijo, por parte de los ATA”, indicó uno de los firmantes del petitorio, presentado por el Centro de Navegación, el Centro Despachantes de Aduana, la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional y el Centro de Agentes de Transporte Aduanero.

Como ejemplo, manifestó que ante la llegada de uno de los buques que tocan el puerto de Buenos Aires y Dock Sud, que son los que más carga traen, las oficinas de las líneas o agencias marítimas que representan a esos buques “se llenan de empleados y ATA para firmar los BL, con colas de casi una cuadra a veces”.

La carta señalaba que “considerando la emergencia epidemiológica, resulta fundamental evitar efectuar trámites en persona por medio de la presentación de documentación en formato papel y con ello minimizar los riesgos innecesarios de propagación de virus, y migrar a un sistema basado en la transferencia electrónica de datos, estandarizando los requerimientos y procedimientos en todos los puertos del país, lo cual, a su vez, generaría ahorro de tiempos de gestión y baja de costos”.

Criterio

Pidieron que se revise “el criterio que se está imponiendo actualmente en algunos puntos aduaneros a los agentes de transporte aduanero (ATA), para que suscriban los documentos de transporte, en el transporte internacional de mercaderías”, al tiempo que señalan la “necesidad de eliminar el requerimiento de presentación física del BL y considerar la implementación del BL electrónico, como ya ha sido implementado en la mayoría de las plazas a nivel internacional”.

Así, no sólo recordaron la importancia para la agilidad de los procesos del comercio exterior propender a la digitalización de todo trámite que pueda utilizar este soporte, sino que subrayaron la “urgencia, en los tiempos actuales, de contabilizar los trámites digitales y dejar de exigir la firma física para minimizar los riesgos de contagio” de los trabajadores que, considerados esenciales en el ASPO, necesitan contar con la mayor cantidad de garantías posibles para evitar contagiarse y propagar el virus.