fbpx

La Administración General de Puertos (AGP), entidad autárquica dependiente del Ministerio de Transporte, definió cómo se realizarán las obras a partir del 11 de septiembre en el sistema de navegación troncal, una vez que se transforme en concesionario y administrador del sistema, de acuerdo con lo establecido por el decreto 427/21.

Para los 12 meses de gestión provisoria que realizará el organismo portuario federal, se decidió una licitación corta pero, como los tiempos no dan para su llamado y adjudicación, se realizarán contrataciones directas tanto para las tareas de mantenimiento del dragado como para el balizamiento.

Así lo confirmaron desde la AGP en una reunión del Consejo Portuario Argentino, donde se reúnen los puertos públicos del país. Allí, el titular de la AGP, José Beni, destacó que “entre el Ministerio de Transporte y la AGP estamos trabajando en un contrato de obra pública, donde mantenemos las condiciones que hay hasta ahora, porque ya el 11 de septiembre nosotros tenemos que asegurar la navegación”.

“En estos meses sacaremos la licitación corta”, manifestó Beni, tras agregar que “por el momento estamos buscando alternativas de contratación a proveedores de dragado y balizamiento para una atención inmediata de unos meses, y estamos pensando en los proveedores que tiene el Puerto Buenos Aires en la actualidad”.

Conocimiento

“Conocemos cómo trabajan estas empresas. Siempre lo han hecho adecuadamente y además ya tenemos precios establecidos, precios concursados y otras garantías”, puntualizó.

De esta manera, hasta que se adjudiquen por 12 meses las obras de dragado y balizamiento, la AGP contratará de manera directa a los proveedores, al tiempo que facturará y cobrará por el peaje, tal como anunció a los agentes marítimos y armadores.

Los balizadores que se encuentran entre los “proveedores que tiene el Puerto Buenos Aires” y que podrían estar entre los seleccionados son al menos tres: Pentamar, Hydra y SADE Electromecánica.

Las 3 se adjudicaron en diciembre último el mantenimiento de la señalización de los canales Huergo, Sur y Brown hasta el km 12 y del interior del vaso portuario de Puerto Buenos Aires, que tiene un presupuesto de $ 285.067.500.

Con esta alternativa, la posibilidad de que Emepa, hasta ahora encargada de balizar el sistema como parte de Hidrovía SA, quedaría descartada.

El dragado, se da por sentado, seguirá en manos de Jan de Nul, que ya tiene los equipos posicionados y cuenta con el conocimiento acabado de las obras necesarias, incluso en este presente de bajante profunda, ambas condiciones excluyentes para una contratación directa, y de emergencia.