fbpx

La Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA, en inglés) indicó que los volúmenes de carga en los puertos de Estados Unidos registrarán una caída de al menos un 20% en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo período de 2019.

Usualmente, el año nuevo chino genera una disminución de los movimientos de contenedores debido a las vacaciones en China. En esta oportunidad, el coronavirus extendió el período de cierre de fábricas, y se ve reflejado en el nivel de importaciones que Estados Unidos realiza desde China.

Según informó World Maritime News, entre las semanas 5 y 15 de este año, las navieras anularon un total de 111 servicios, de los cuales 48 fueron eliminados debidos exclusivamente al coronavirus.

Decenas de miles de millones de dólares

“El impacto económico general de este tipo de crisis puede llegar fácilmente a las decenas de miles de millones de dólares”, dijo Chris Connor, presidente y CEO de AAPA.

Por u parte, el director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, Gene Seroka, dijo que los negocios de China cayeron dramáticamente debido al cierre masivo de fábricas en el país como parte de las medidas destinadas a frenar el brote de virus. El 25% del tráfico normal del puerto se vio afectado y suspendido por la epidemia.

“Las cosas eventualmente se recuperarán, y de hecho estamos viendo que las fábricas vuelven a estar operativas en China, y los puertos allí volverán a subir la carga. Al mismo tiempo, los gerentes de logística en todo el mundo están trabajando incansablemente para mantener el movimiento y garantizar que los bienes estén disponibles cuando y donde los necesitemos”, dijo Connor.

Paulatinamente, están reabriendo las oficinas en China siempre que sea posible y se registra una disminución de casos nuevos de infecciones en China, por lo que se nota una incipiente reactivación de la producción. 

Dejar un comentario