Con la firma del decreto 584/2019, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, creó el Consorcio de Gestión del Puerto de Coronel Rosales, la última delegación portuaria que seguía dependiendo de la administración provincial, y se sumó a los puertos de San Nicolás y Dock Sud, consorciados este año.

El ministro de la Producción –de quien depende Actividades Portuarias en la provincia– Javier Tizado destacó que “la constitución de un Consorcio de Gestión y la forma de integración de su Directorio garantizan la representación de todos los sectores involucrados en la actividad portuaria”.

Decisiones democráticas

Guillermo Burgos, Javier Tizado y Mariano Uset

Una de las principales virtudes que tiene un consorcio, según Tizado, es que permite “democratizar las decisiones en un directorio (lo que le) aporta agilidad, profesionalismo y eficiencia. Esta es una política de la que la Gobernadora Vidal está convencida, por eso decidimos avanzar con el intendente (de Punta Alta, Mariano) Uset y Guillermo Burgos, delegado del puerto, en trabajar para Rosales su oportunidad de consorciarse”.

Guillermo Burgos es el candidato postulado tanto por Tizado como por Vidal para transformarse en el presidente del flamante consorcio portuario.

“Los rosaleños no merecían seguir viviendo de promesas. Por eso, decidimos hacer realidad el reclamo histórico para que puedan tener un puerto competitivo, a la altura de la oportunidad que representa Vaca Muerta para toda la región”, explicó Tizado.

El consorcio Rosales deberá establecer su “respectivo cuadro tarifario específico”, así como los permisos de usos y las concesiones. Por su parte, los órganos de la Provincia realizarán “el control interno de la gestión económica y financiera” para lograr la eficiencia y transparencia en la operación.

Dejar un comentario