La Secretaría de Comercio y la AFIP establecieron la creación del “Padrón de deuda comercial por importaciones con proveedores del exterior”.

Lo hicieron a través de la resolución general conjunta 5466/23, que brindó detalles del nuevo régimen estadístico de importaciones (SEDI) y en él podrán inscribirse los pagos pendientes tanto por importación de mercaderías como de servicios.

“La fecha de oficialización de estas importaciones debe ser anterior al 13 de diciembre y deberán inscribirse dentro de los 15 días corridos contados a partir de la entrada en vigor de la norma”, explicó el abogado experto en derecho aduanero y comercio exterior, Rufino Beccar Varela.

Qué se considera como deuda comercial

Se consideran deudas comerciales son aquellas operaciones “con despacho a plaza -con o sin plazo vencido- pudiendo ser tanto importaciones a consumo definitivo o temporales; declaraciones SIRA aprobadas en el marco de las excepciones previstas en los apartados 8 y 9 de la Comunicación “A” 7622/22 (BCRA), sus modificaciones y sus complementarias; y declaraciones particulares de importación conforme lo dispuesto en la resolución general 3628/14 (AFIP)”, explicó Yanina Lojo, titular de Consultora Lojo, tras aclarar que todas las importaciones deben contar con “fecha de oficialización anterior al 13 de diciembre de 2023, conforme la Comunicación “A” 7917/23 (BCRA).

La experta remarcó que los 15 días para presentar la declaración jurada con la deuda corren a partir del miércoles 27 de diciembre y deberá realizar conforme “las pautas establecidas en el micrositio SEDI de la AFIP. Trascurrido el cual, no podrán efectuar presentación alguna”.

El micrositio del SEDI puede consultarse en el siguiente enlace.

Sobre la DDJJ

“La información allí consignada por los particulares tendrá carácter de declaración jurada y será vinculante. Su falseamiento y/o adulteración acarreará las sanciones administrativas que correspondan”, recordó Lojo

“Un tema importante: podrán inscribirse en el registro aquellos sujetos que, habiendo tenido deuda con proveedores del exterior, han logrado cancelar la misma mediante otros mecanismos que no implican el giro de divisas, dejando asentado de este modo, el cumplimiento total de las obligaciones de pago asociadas a esa operación”, subrayó.

En relación con eventuales errores cometidos al momento de realizar la declaración jurada en el Padrón, Lojo señaló que la misma “podrá ser anulada y reemplazada por otra, cuando debido a un error involuntario la información no refleje la veracidad de los datos, dentro del plazo de tres (3) días desde su registro”.