Entre enero y julio de 2022, las exportaciones en valores de maquinaria agrícola totalizaron US$89,8 millones (considerando la totalidad de las maquinarias destinadas a las tareas agrícolas y afines), 13,9% más que el mismo período de 2021, año en el que registraron un crecimiento de 50,5%. En volúmenes (toneladas), las exportaciones crecieron 12,7% en los siete meses de 2022.

Al mismo tiempo, según el último informe de IES Consultores, las importaciones de maquinaria agrícola y del resto de los equipos afines para la agricultura totalizaron US$694,9 millones en el acumulado enero-julio, un incremento de 30,2% respecto de 2021.

El saldo comercial sectorial continúa siendo deficitario, con un resultado negativo de US$605,1 millones en lo que va de 2022, cifra 33,1% mayor a la del año previo.

Perspectivas

El panorama a mediano plazo podría modificarse. Los proyectos de producción local para sustituir importaciones podrían verse alterados desde 2024, en caso de una apertura de la economía, señala el documento de IES Consultores.

Además, se advierte que tras los elevados niveles actuales de producción y ventas, es probable un amesetamiento de la actividad sectorial desde el segundo semestre del año próximo, a lo que se sumará la incertidumbre electoral. “Para ser competitivos a largo plazo, es necesario inversiones que permitan fabricar equipos con mayor tecnología para diferenciar a los equipos nacionales”, opinan los especialistas.

Producción

Tras crecer 51,5% en 2021, la producción de maquinaria agrícola creció anualmente 34,7% en julio del corriente año según el IPI del Indec (Índice de Producción Industrial manufacturero del Instituto Nacional de Estadística y Censos), y verifica un aumento de 24,8% en el acumulado en los siete meses, alcanzando máximos niveles productivos.

Los altos niveles de producción responden a la demanda sostenida por parte del sector agrícola, beneficiado por la mejora en las condiciones crediticias para la compra de equipos, así como el alza en los precios internacionales de las commodities que incrementó la rentabilidad de los productores. Otro factor que impulsa las compras, es que el productor ve los equipos agrícolas como un resguardo de valor ante la dificultad de comprar dólares.

La fabricación de equipos agrícolas (considerando las unidades producidas de todos los segmentos) habría totalizado un volumen fabricado cercano a 20.000 unidades en los primeros siete meses de 2022.

Ventas

Los dos principales equipos (tractores y cosechadoras) continuaron con el desempeño positivo en sus ventas internas entre enero y julio.

Los tractores verificaron un aumento de 18,7% en las unidades vendidas en el acumulado a julio al totalizar 4700 unidades, manteniendo un buen volumen histórico de ventas.

Por su parte, las ventas internas de cosechadoras verificaron una suba acumulada de 33,5%, con un total comercializado de 661 unidades, pero a diferencia de los tractores, están lejos de los niveles de ventas de 2007 y 2008.

Precios

De acuerdo con los precios mayoristas de venta que publica el Indec, los precios de maquinaria agrícola durante 2021 aumentaron 54,4%, acumulando a julio de 2022 un alza de 38,1%, por debajo del nivel general de inflación de precios mayoristas (44,4%) en esos meses.

En julio, los precios treparon 7,8%, exhibiendo una aceleración en el año, en línea con la evolución del índice general.

Alejandro Ovando, Director de IES Consultores, señaló que “la suba de las tasas de interés afectará la venta de equipos financiados en el último trimestre” de 2022.


Imagen de portada: Claas