Luego de un 2021 que mostró cifras récord de transacciones, la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A, en inglés) entre empresas se desaceleró a nivel global en 2022, aunque los valores todavía se encuentran en uno de los niveles más altos de la última década, según el Informe de Fusiones y Adquisiciones de PwC Argentina.

En Latinoamérica, el volumen de acuerdos creció, pero los montos cayeron, producto de la incertidumbre electoral de Brasil. Por su parte, tanto Argentina como Uruguay tuvieron un excelente primer semestre a nivel de M&A, aunque en Argentina el agravamiento de la crisis económica que se ha venido manifestando durante las últimas semanas seguramente impacte el resto del año.

En Argentina, durante los primeros seis meses del año 2022, se registraron 38 transacciones por un valor informado de US$ 2270 millones. En cuanto al volumen, hay un incremento cercano al 15% en comparación al mismo periodo de 2021 (el cual todavía está por debajo del promedio histórico de 50 transacciones por semestre) y en cuanto a valor, es el mejor primer semestre desde 2019.

Cabe destacar que, en cuanto a posición regional, Argentina fue el quinto país más activo en cantidad de acuerdos y el cuarto en monto operado en la región.

“Si bien la actividad de M&A creció en Argentina durante el primer semestre del año, se necesita una mayor estabilidad macroeconómica y política para que este crecimiento se mantenga en el tiempo; tanto a corto como a mediano plazo”, indicó Juan Procaccini, socio de PwC Argentina a cargo de la práctica de Deals y de la plataforma de Asesoramiento de Negocio.

Compradores

En cuanto al origen del comprador, hubo un incremento significativo de la participación de grupos extranjeros, que representaron cerca del 75% de las transacciones.

Cabe destacar que, para más de la mitad de estos grupos, la compra representó una primera incursión en Argentina. Para el caso de los compradores extranjeros que ya contaban con operaciones previas en el país, las adquisiciones han servido como un mecanismo para utilizar la liquidez local en pesos, dado el control de cambio y las limitaciones para girar dividendos al exterior.

En cuanto a rangos de valor por acuerdo, hubo un aumento significativo de operaciones con tickets mayor a US$ 100 millones. Inclusive, en el semestre se registró una operación por más de US$ 1000 millones, lo cual no sucedía desde el año 2017.

“Recuperación económica, liquidez en el mercado local y el creciente interés por empresas de tecnología, fueron algunos de los principales drivers del semestre, y son una muestra de que, con cierta estabilidad y crecimiento, se reactiva el interés inversor”, comentó Juan Tripier, senior manager de PwC Argentina de la práctica de Deals.

Durante el primer semestre de 2022, los sectores más activos fueron TMT (tecnología, medios y telecomunicaciones), energía y recursos, y alimentos y agroindustria. El sector estrella fue TMT (principalmente tecnología), que representó el 50% de los deals.

Casos

Algunas de las transacciones destacadas del semestre incluyeron:

  • La adquisición por parte de SoFi Technologies Inc. de la desarrolladora argentina de software con foco en el sector bancario Technisys por un monto de US$ 1100 millones – fue la operación más importante del semestre (TMT)
  • La adquisición por parte de CCU del 49% del paquete accionario de Aguas Danone de Argentina, líder del mercado de aguas minerales en el país (Alimentos y Bebidas)
  • la compra por parte de Vista Oil & Gas del 50% de los bloques de Aguada Federal y Bandurria Norte en Vaca Muerta, perteneciente a Wintershall Dea por un valor reportado de US$140 millones (Petróleo & Gas)
  • La adquisición de la empresa china Zangge Mining de una participación del 65% en el proyecto de litio Laguna Verde ubicado en Catamarca por un monto de US$ 50 millones, que incluye un cash in para avanzar la exploración (Minería)

“Si bien todavía rige mucha incertidumbre a nivel local, se podrían empezar a ver transacciones de posicionamiento en vistas a las elecciones presidenciales de 2023. Oportunidades siempre habrá, y este es un momento donde las valuaciones continúan estando bajas”, concluyó Ignacio Aquino, socio de PwC Argentina.