La eficiencia y el éxito en logística se mide tanto por la capacidad de aprender sobre disrupciones del pasado como por una aceitada capacidad de anticipación.

Estas conductas son las que explican la actual escalada de los fletes internacionales -siempre hablando de los tráficos marítimos más activos en el comercio internacional, que luego se traslada a las rutas satelitales y a los puertos regionales- a partir de las crisis que comenzaron con la pandemia y continuaron con paros en los principales puertos, la Guerra de Ucrania, los ataques terroristas en el Mar Rojo y la inusitada congestión en el puerto más activo del mundo -Singapur- así como en las terminales más activas del Mediterráneo.

En alza

Cuando la demanda está en baja, las alianzas marítimas administran la capacidad para evitar bruscas caídas en los fletes. Pero cuando imponderables como los ataques de los hutíes obligaron a desvíos masivos y a mayores tiempos de navegación, los fletes comenzaron a encarecerse y la demanda se abalanzó a contratar bodegas de manera para evitar mayores costos.

De esta manera, a inicios de junio, la logística comenzó a anticipar en mayo ya la temporada pico navideña, y los fletes se están disparando.

De acuerdo con Xeneta, el aumento de las tarifas de flete se debe a una combinación de factores: “En primer lugar, la crisis en el Mar Rojo ha generado desvíos en las rutas, lo que ha llevado a una reasignación de la capacidad de las navieras. Esto ha contribuido al aumento de los fletes en las rutas transpacíficas, que no atraviesan el Canal de Suez”.

Los analistas de la consultora explican además que los picos de demanda que anticipan la temporada alta actúan como “vectores que potencian la incertidumbre en el mercado”, logrando un efecto contagio que no hace más que potenciar la escalada.

Picos 

“Las líneas intentaron remediar los desvíos en el Mar Rojo aumentando los transbordos en el Mediterráneo occidental y Asia, lo que ha provocado una grave congestión portuaria en varios puntos. Estos factores, combinados con la decisión de los importadores de adelantar las importaciones antes de la temporada alta tradicional en el tercer trimestre, han contribuido al aumento de las tarifas de flete”, resumieron desde Xeneta.

El índice de Shanghai (SCFI) mostró un alza que tocó los 3184 puntos, el nivel más alto desde agosto de 2022. El indicador que elabora Drewry reflejó incrementos del 12% en la cotización de un flete de 40 pies (US$ 4716), es decir, un 181% más que el valor de la misma semana en 2023 y un 232% superiores a las tasas de 2019, pre-pandemia.

Las principales consultoras del sector destacan que los picos en los fletes registrados en mayo continuarán durante junio.