fbpx

La marítima chilena CSAV (Compañía Sud Americana de Vapores), decidió abandonar el segmento de transporte de vehículos y carga rodante.

CSAV, que recientemente incrementó su participación accionaria en un 30% en la naviera alemana Hapag-Lloyd, deja de lado el negocio Ro-Ro durante el primer semestre del año.

Decisión

“La decisión anunciada hoy apunta a focalizar todos nuestros esfuerzos en el negocio de portacontenedores, que ha evolucionado acorde a nuestras expectativas y que constituye nuestro principal activo a través de Hapag-Lloyd, una de las empresas más eficientes de la industria y con la que tenemos un compromiso de largo plazo”, explicó el gerente general de CSAV, Óscar Hasbún.

El negocio de transporte de vehículos históricamente representó menos del 1% del total de los activos de la compañía.

CSAV viene reduciendo su exposición en el segmento Ro-Ro en los últimos años y en la actualidad sólo cuenta con dos buques de este tipo en operaciones, charteados a Zodiac Maritime.

Holding Quiñenco

CSAV es controlada por la familia Luksic desde 2013, a través de Quiñenco, que detenta el 56,2% del capital de CSAV. En 2014 se fusionó con la alemana Hapag-Lloyd, donde fue aumentando paulatinamente sus inyecciones de capital hasta convertirse en el principal accionista.

Además de CSAV, el holding Quiñenco tam bién tiene intereses en los servicios portuarios y las operaciones de terminales de contenedores a través de SAAM, cuya participación asciende al 52,2%.

Dejar un comentario