fbpx

El Gobierno reafirma los considerandos resueltos en el decreto 949/20 y convocará para febrero próximo al Consejo Federal de la Hidrovía (CFH), una de las tareas asignadas al Ministerio de Transporte por el decreto para avanzar con la nueva etapa del sistema de navegación troncal.

Fuentes oficiales confirmaron a Trade News que se está avanzando con cada uno de los objetivos planteados por el decreto y advirtieron que la transparencia en el proceso será determinante, y que contará con un observatorio para realizar el seguimiento de la licitación. Se convocarán a organismos internacionales para garantizar el proceso.

“Más que licitar una concesión estamos trabajando en una verdadera gobernanza para monitorear el funcionamiento de la hidrovía”, indicaron.

Empresa estatal para el control

Por otro lado, respecto de la empresa del Estado, o agencia estatal con injerencia en la hidrovía, deslizaron que “el control del cumplimiento de la ejecución de las obras encomendadas al concesionario estará a cargo de un Órgano de Control desde una Sociedad del Estado a crearse”.

A través del decreto 949, el presidente Alberto Fernández delegó en la cartera que conduce Mario Meoni la potestad de licitar y adjudicar el dragado, mantenimiento y señalización de la vía navegable del río Paraná entre Confluencia y el océano.

El Ministerio de Transporte se afirma así como el encargado para elegir al mejor operador y fijar las condiciones de financiamiento de las obras. Los trabajos se sustentarán a partir del pago de un peaje y a riesgo empresario, es decir, sin subsidios del Estado.

Proceso

“El decreto llega luego de un proceso que comenzó con la firma del Acuerdo Federal de Hidrovía, suscripto por los gobernadores de las provincias involucradas en la ciudad santafesina de Puerto General San Martin y la creación del Consejo Federal de Hidrovía”, recordaron fuentes del Ministerio.

El consejo está integrado por funcionarios de los ministerios de Transporte, Interior y Desarrollo Productivo junto con los gobernadores de las provincias signatarias del acuerdo federal, al tiempo que contará con la participación de actores públicos y privados, y con el asesoramiento técnico sustentado en los aportes de las universidades nacionales, insumos para la redacción de los pliegos.

Integración y transparencia

“El pliego de licitación será redactado por la Unidad Ejecutora Especial Transitoria. Estamos seguros de que va a asegurar el funcionamiento más efectivo de la infraestructura logística más estratégica” del país, agregaron.

En el Gobierno no sólo entienden a la hidrovía como un corredor logístico comercial. “Es un instrumento de integración social que ratifica el control estatal sobre un sistema que viene funcionando desde hace mas de tres décadas sin ningún tipo de órgano de control”, se explayaron.

Una de las principales preocupaciones del Gobierno ante la licitación de obra pública más importante de la Argentina de los últimos 25 años es la creación y funcionamiento del “observatorio de transparencia”, que monitoreará el proceso licitatorio.

Destacaron los pasos dados desde la firma del Acuerdo Federal de Hidrovía hasta la creación de la Unidad Ejecutora: “Fueron  muy importantes para garantizar la transparencia del proceso, la defensa de los intereses nacionales y la promoción de la actividad fluvio-marítima y portuaria”, explicaron.

Junto con la transparencia durante el proceso de licitación y el control del concesionario, el Gobierno instruyó especial celo en los estudios ambientales.

Canal Magdalena

La priorización de los estudios ambientales de acuerdo al mas estricto cumplimiento de la legislación ambiental tanto nacional y de las provincias, para conciliar esta obra clave para el desarrollo del país país con el cuidado del ambiente.

El Canal Magdalena, en tanto, será incorporado a los estudios para licitar su construcción porque “permitirá complementar el funcionamiento de la vía de navegación troncal”, indicaron. “Hay un compromiso muy fuerte del gobierno nacional para tener la mejor obra que maximice las ventajas logísticas”, agregaron.

En rigor, el decreto 949 no nombra al Canal Magdalena específicamente, pero desde el Gobierno quieren avanzar en su análisis.

“Definimos habilitar para la navegación del Río de la Plata una traza alternativa rectilínea al Canal Punta Indio, en la zona denominada El Codillo. Vamos a crear una Unidad Ejecutora, dentro del Ministerio de Trasporte, para ejecutarla”, ampliaron.