fbpx

Obtener la aprobación de la SIMI que da origen a una operación de comercio exterior es apenas un paso en medio de la creciente complejidad de la operatoria en Argentina. Antes y después es necesario coordinar la instrumentación bancaria, hacer un detallado seguimiento productivo, inspeccionar la mercadería en origen y definir la logística puerta a puerta, tomando todos los recaudos necesarios para que la mercadería no sea demorada en la aduana al momento del despacho.

Ese sinuoso camino hace que muchas pymes se resignen a comprar a importadores, perdiendo competitividad o generando una operatoria muchas veces ineficiente que termina provocando dilaciones en la producción, mercaderías demoradas en aduana, recarga administrativa, fallas de calidad y, en casos extremos, estafas por parte de empresas fantasmas que se publicitan a través de reconocidos portales de negocios.

En qué consiste el servicio integral

Si bien es cierto que una pyme podría hacerse cargo de la operatoria de comercio exterior, la volatilidad de la maraña burocrática a superar sumada a la incertidumbre económica y cambiaria, sólo alimenta el fuego de los incendios con urgencias cotidianas a atender.

Más de 17 años de experiencia nos permitieron diseñar un modelo de asistencia integral de operatoria en el comercio internacional para que las pymes puedan focalizarse en su core business: producir, vender y generar negocios.

Representantes de CBN Trade y empresarios argentinos recorren una fábrica en China.

El caso de IPC Tools, una empresa líder especialista en cerrajería automotor con la que trabajamos desde hace más de 10 años, muestra a las claras de qué se trata un verdadero servicio integral de comercio exterior.

Más allá de cumplir con los aspectos tradicionales de la operatoria, encargarnos de la búsqueda de proveedores en China y coordinar el envío en un solo contenedor de las compras realizadas en diferentes fábricas, fue clave para reducir costos y aumentar la eficiencia de su cadena de abastecimiento y, por ende, de la producción final.

Ojos propios en China

Además, el hecho de contar con representantes de nuestra firma en China –ojos propios con capacidad para leer y entender ambas culturas- permite seleccionar los proveedores teniendo en cuenta sus antecedentes, negociar precios y realizar inspecciones a las fábricas lo que otorga mayor seguridad a las operaciones y ayuda a controlar que lo acordado se cumpla en tiempo y forma.

A medida que las empresas van sumando nuevos productos y equipamiento, surgen varias cuestiones importantes a tener en cuenta que van desde verificar si el producto lleva pilas o requiere de un paso para verificar seguridad eléctrica hasta el control del etiquetado (un punto que puede resultar sumamente tedioso ya que un solo artículo que no contenga el etiquetado adecuado puede generar un enorme dolor de cabeza al momento del despacho de la mercadería en la aduana argentina).

Impuestos y reintegros

Las cuestiones impositivas y de reintegros merecen un capítulo aparte: no administrarlas bien hace que los proveedores terminen cargando el valor de los impuestos al costo del producto con la consiguiente pérdida de competitividad. ¿Y realizar giros al exterior? Cada día más complejo, más allá de que si no se está al día con un creciente número de presentaciones se producen bloqueos temporales que traban las operatorias.

En ese contexto, ¿es posible tercerizar el Departamento de Comercio Exterior de una pyme? Nuestra experiencia nos permite responder sin duda alguna: Sí. Nuestra propuesta integral de servicios permite reducir costos y tiempos para que nuestros clientes se dediquen 100% a su negocio.

Por eso decimos que somos el socio ideal para las pymes que quieren y necesitan crecer.

Entender y conocer el entorno en el que se opera –más allá de los aspectos legislativos-, buscar y seleccionar a los mejores proveedores, elegir la logística más eficiente para cada caso, y hacer un seguimiento del proceso completo, en tiempo real, es clave para lograr el posicionamiento que cada empresa necesita.