fbpx

Si bien hay consenso en la necesidad de integrar los asuntos de sustentabilidad a la estrategia del negocio, entre las empresas argentinas aún es escaso el lugar que se les da al cambio climático, la economía circular y la rendición de cuentas.

De acuerdo con un relevamiento realizado por SMS Buenos Aires, miembro de SMS Latinoamérica, y el Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública, (IGEP) que reúne a los directores de empresa de Argentina, sólo el 41% de los Directorios ha incorporado riesgos de sustentabilidad en la matriz de riesgos de su empresa.

¿Cuáles son los temas de sustentabilidad que más importan a los Directorios? De acuerdo con la encuesta, los más abordados son:

  • Estándares laborales, bienestar y seguridad de los empleados.
  • Protección de datos y seguridad de la información.
  • Gestión ambiental responsable (agua, residuos, biodiversidad).
  • Género y Diversidad.

Los temas de cambio climático aparecieron en décimo lugar por lo que los expertos señalan que integrar la sustentabilidad en la estrategia de negocios sigue siendo un gran desafío.

Necesidad vs realidad

La encuesta, que se hizo entre febrero y abril últimos, fue respondida por 97 personas que integran los Directorios de empresas de diferentes rubros (agro, bancos, bienes durables, energía –gas, petróleo y electricidad-, insumos industriales, logística, metalurgia, seguros, servicios financieros y para empresas, y tecnología).

El trabajo plantea que es cada vez más evidente el necesario complemento de los aspectos económicos de las empresas con los temas ambientales y sociales de la agenda de sustentabilidad con el fin de lograr una mayor eficiencia en la relación de las compañías con sus entornos. Pero se pregunta hasta qué punto las compañías tienen realmente en cuenta ese concepto.

En busca de esa respuesta, se consultó a los ejecutivos de diferentes empresas del país.

Los analistas destacan la escasa preponderancia que tuvieron en las respuestas los tópicos sobre cambio climático (eficiencia energética y huella de carbono) y economía circular, apareciendo más allá del décimo lugar con menos del 5%.

Sin embargo, cuando se les preguntó por los aspectos que deben desarrollarse para una mejor gestión sustentable de las firmas, más de un 30% consideró que es necesario integrar a la sustentabilidad en la estrategia del negocio. Además, un 21,5% mencionó que debe capacitarse en sustentabilidad a los integrantes del Directorio, para su posterior evaluación del desempeño.

En las empresas en las que participa, qué cuestiones considera que deberían desarrollarse para una mejor gestión sustentable de la compañía?

Pendientes

Otro tema analizado en la encuesta es la incorporación de riesgos en materia social y ambiental dentro de la gestión de riesgo empresarial.

En ese punto, sólo 41% de los consultados dijo haber incorporado cuestiones de sustentabilidad a la matriz de riesgos de la empresa. El 43,3% respondió que no lo ha hecho, y 15,46% que “no sabe”.

Otro aspecto a destacar es el espacio que ocupa la rendición de cuentas en temas de sustentabilidad dentro de los Directorios.

En ese punto se observa que los reportes de sostenibilidad integrados aún no se han consolidado como herramienta de información y rendición de cuentas en el Directorio (sólo fue mencionado por el 38%). Casi la mitad de las empresas se limita a la exposición ocasional de ciertos temas por parte del management.

Cuáles son los grupos de interés que más influyen a la empresa para la adopción de una gestión empresarial sustentable?

El valor de la gestión sustentable

En cuanto a las principales contribuciones de una gestión sustentable a los objetivos de la empresa, se destacaron, en orden de preferencia, “aumentar la reputación y el valor intangible de la marca” (27%), “identificar riesgos y oportunidades para las decisiones de negocios” (18%) y “atracción y retención de talentos” (15%).

El “ahorro por la reducción de costos operativos” recién aparece como séptimo beneficio (4%).

Perfil de encuestados

Al analizar el perfil de quienes contestaron a las preguntas, se observa que 82,47% fueron hombres y 17,53%, mujeres. Esa proporción está en línea con el informe realizado en 2017 por la Comisión Nacional de Valores (CNV) acerca de la disparidad de género existente en los cargos ejecutivos de las empresas.

Más del 70 % de los que participaron de la encuesta son mayores de 50 años y casi el 80% ocupa el cargo de Director, Directora o Presidente de su compañía.

Qué significa “gestión empresarial sustentable”?

“Los resultados obtenidos reflejan el mismo estado de opinión de los directores que percibimos en nuestra asociación. Se aprecia una menor relevancia del cambio climático y la sustentabilidad ambiental que en otros países con mayores desarrollos en gobierno corporativo y una mayor relevancia de temas de los recursos humanos de las propias empresas”, dijo Santiago Gallichio, presidente del IGEP.

Ello advierte que los empleados están entre los stakeholders más visibilizados en la mente de los directores, seguramente producto de un país con fuerte peso sindical y regulatorio en esta materia, agrega Gallichio antes de señalar que los riesgos informáticos, la gestión de residuos y los temas de género y diversidad son los que siguen en relevancia.

“Creemos que los primeros tienen la potencialidad de afectar directamente la responsabilidad personal de los directores, lo que se ha demostrado en varios incidentes de delitos que se repiten con habitualidad: creemos que es esto lo que los pone en sus agendas. La gestión de residuos está muy vinculada a regulaciones específicas y la diversidad de género también ha sido alcanzada por nuevas regulaciones y existen políticas afirmativas con creciente presencia en la opinión pública. Nuestra principal conclusión es que las amenazas regulatorias están orientando la agenda de los directorios en la Argentina, aunque no son tanto el producto de una agenda pública coordinada”, concluyó.